Espermatozoides ruedan como “nutrias juguetonas” y no usan la cola para nadar, según estudio [VIDEO]

Investigadores británicos aseguran que hemos estado equivocados acerca de cómo se mueve el esperma y que todo se trataba de una ilusión óptica.

Izq.:Imagen del espermatozoide en 3D. Der.: Nutria nadando en el agua.

Izq.:Imagen del espermatozoide en 3D. Der.: Nutria nadando en el agua.

Lazy loaded component
Redactor: El Popular31 Jul 2020 | 15:44 h

Un nuevo estudio de Reino Unido revela que hemos sido ‘engañados’ por los espermatozoides humanos y que éstos ruedan como “nutrias juguetonas”. Los espermas no utilizarían la cola para impulsarse en dirección lineal mientras nadan, contradiciendo creencias de hace más de 300 años.

El holandés Antonie van Leeuwenhoek inventó un poderoso microscopio compuesto y descubrió accidentalmente la existencia de bacterias, hace más de 340 años, un logro innovador que cambió el curso de la medicina.

LEE MÁS: Conoce todo sobre las teorías del origen de la vida: Teoría Cosmozoica [VIDEO]

No mucho después, decidió observar su propia eyaculación, y descubrió pequeñas criaturas que se meneaban con colas a las que llamó “animalcules”.

Estas criaturas “avanzaron debido al movimiento de sus colas como el de una serpiente o una anguila nadando en el agua”, escribió van Leeuwenhoek al secretario de la Royal Society del Reino Unido en 1678.Estos movimientos de la cola del esperma eran como “latigazos con un movimiento de serpiente”.

A lo largo de los siglos, los científicos pudieron determinar que, sin lugar a dudas, los espermatozoides nadan moviendo sus colas de un lado a otro. Ahora resulta que ‘los ojos estaban equivocados’.

Lazy loaded component image

PUEDES VER: Teorías del origen de la vida: la biogénesis

El ‘engaño del esperma’

Usando los microscopios 3D y matemáticas de última generación, un reciente estudio del viernes 31 de julio en la revista científica Science Advances, revela que en realidad los científicos fueron víctimas del ‘engaño de los espermatozoides’.

“Los espermatozoides son pequeñas criaturas muy descaradas. Nuestra nueva investigación con microscopía 3D muestra que todos hemos sido víctimas de un engaño espermático”, dijo el autor del estudio Hermes Gadelha, jefe del Polymaths Laboratory de la Universidad de Bristol en el Reino Unido, al medio CNN.

MIRA TAMBIÉN: Marie Curie: Precursora de la Radioactividad

Los coautores de Gadelha, Gabriel Corkidi y Alberto Darszon, de la Universidad Nacional Autónoma de México, utilizaron una cámara de súper alta velocidad que puede grabar más de 55 mil fotogramas por segundo. Los investigadores pudieron ver que el movimiento de lado a lado era en realidad una ilusión óptica.

En realidad, la cola de un espermatozoide azota solo un lado. Ese golpe unilateral debería hacer que los espermatozoides naden en un círculo perpetuo, dijo Gadelha. Pero no, los espermatozoides son muy inteligentes.

Lazy loaded component iframe

LEE MÁS: EE.UU.: Crean filtro de aire capaz de matar a la COVID-19 “de forma inmediata”

“Los espermatozoides humanos se dan cuenta si ruedan mientras nadan, al igual que las nutrias juguetonas sacando corcho a través del agua, su golpe unilateral se promediaría y nadarían hacia adelante”, dijo Hermes Gadelha.

En lugar de lado a lado, los espermatozoides giran en un sacacorchos, que contrarresta el látigo unidireccional de la cola. Es muy similar a la forma en que las nutrias giran en el agua mientras juegan.

PUEDES VER: Coronavirus: Lo que se sabe del estudio que muestra cómo evitar medio millón de muertes

Espermatozoides: La importancia del descubrimiento

Los hallazgos representaron una sorpresa para Gadelha, por lo que el equipo pasó casi dos años repitiendo el experimento y verificando las matemáticas. Los resultados se mantuvieron: así como la Tierra resultó no ser plana, los espermatozoides realmente no nadan como serpientes o anguilas.

Entonces, ¿por qué es importante este descubrimiento? “Estas son preguntas muy hipotéticas. Lo que esperamos es que más científicos y expertos en fertilidad se interesen y pregunten, ‘OK, ¿cómo influye esto en la infertilidad?’”, aseguró Gadelha.

Lazy loaded component iframe

MIRA TAMBIÉN: Canadá: Sugieren usar paredes con hueco para tener sexo seguro ante el coronavirus

“¿Quién sabe qué encontraremos a continuación? Esta es una medida dada por un instrumento que tiene sus limitaciones. Tenemos razón en este momento, pero podríamos estar equivocados nuevamente a medida que avanza la ciencia. Y espero que sea algo muy emocionante que lo hagamos”, finalizó el científico.

Lazy loaded componentLazy loaded componentLazy loaded component video recomendado
Lazy loaded component taboola