Los ganglios linfáticos

Conoce el tejido que protege nuestro cuerpo de las enfermedades.

La mayoría de los ganglios linfáticos se acumulan en el cuello, las axilas y la ingle.

La mayoría de los ganglios linfáticos se acumulan en el cuello, las axilas y la ingle.

Fuente: Difusión

Como ya lo hemos mencionado, nuestro sistema linfático es parte del sistema inmunitario. Hoy hablaremos de uno de sus órganos principales: los ganglios linfáticos. Estas son pequeñas masas de tejido que se encuentran a lo largo de la red de vasos linfáticos. Estos se encargan de purificar la linfa o líquido linfático: una sustancia acuosa que transporta los glóbulos blancos. De esta forma, se filtran y eliminan las bacterias, virus y hongos que pueden causar enfermedades.

La mayoría de los ganglios linfáticos se acumulan en el cuello, las axilas y la ingle. Sin embargo, también existen en las vías linfáticas del pecho, abdomen y pelvis, donde se filtra la sangre.

Cuando una persona tiene una infección, los gérmenes se acumulan en los ganglios linfáticos. Si una persona tiene una infección en la garganta, se le pueden inflamar los ganglios linfáticos del cuello. Por eso, los médicos comprueban esta zona cuando presentas dolor de garganta.

Enfermedades de los ganglios linfáticos

Cuando los ganglios linfáticos se agrandan, generalmente se debe a la exposición de virus y bacterias que causan resfriados o dolor de garganta. También pueden inflamarse por la presencia de tumores. De acuerdo a su posición puede causar cáncer de garganta, cáncer de mama o cáncer testicular. Asimismo, puede significar lesiones en los pulmones.

El dato

Los ganglios linfáticos trabajan con la red de vasos linfáticos. Los principales son el conducto torácico y el conducto linfático derecho.



Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales