Día del Maestro: ¿Te acuerdas del profesor que tenías en el colegio? [FOTOS]

En el Día del Maestro acompáñanos a recordar el tipo de profe que tuviste durante la etapa escolar. Desde el que te ponía un cero hasta el de las copias.

Tipos de profesores que nunca olvidarás.

Tipos de profesores que nunca olvidarás.

El 6 de julio se celebra el Día del Maestro, fecha que se torna aún más especial por la gran labor de enseñanza que ejercen nuestros docentes durante la educación remota a causa del coronavirus en Perú.

Todos hemos pasado por muchas aulas, ya sea en la universidad, instituto o en el colegio y hemos tenido profesores de distintas personalidades.

LEE MÁS: Profesor de matemáticas que es la sensación en TikTok: "Práctico para que los chicos aprendan" [VIDEO]

Algunos de ellos nos han marcado de manera especial y siempre nos acordaremos de ellos. También hemos tenido profesores que calificamos de ‘fregados’. Sin embargo, de alguna otra manera sus enseñanzas y conocimientos durante la etapa escolar serán lo más valioso que guardaremos.

Por el “Día del maestro” y en nombre a su doble esfuerzo dedicamos al maestro del Perú una divertida lista de tipos de profesores en los colegios que nunca olvidarás.

PUEDES VER: “El profe inca”: Maestro dicta clases online para enseñar historia del Imperio Incaico

El estricto

Este solía ser el maestro que muchos odiábamos, pues era justo en las calificaciones, y te ponía un cero con muchas ganas, incluso si está de buen humor te ponía un 05. De lenguaje claro y directo, te decía las cosas tal como son.

Diseñar exámenes complicados era su pasatiempo favorito, buscaba los temas más difíciles y te colocaba la famosa ‘pregunta con truco’. Nunca recibía un trabajo fuera de la fecha de plazo, mucho menos si no llevan todo los datos que pidió. Se mostraba de acuerdo con la educación de antes.

Lazy loaded component image

MIRA TAMBIÉN: Huancavelica: profesor camina 10 km diarios para dictar clases a sus alumnos

¿Aprobaba? Sí, claro, para quienes son responsables y estudian. No faltaba a clases y venía de igual manera así estuviese enfermo o afónico. El puntual en las clases, saludaba cordialmente al profesor de turno y esperaba de manera respetuosa a las afueras del salón.

A pesar de su carácter, que muchos de nosotros no entendíamos, tenía una buena relación con sus alumnos, aunque trata de no sobrepasar los límites de la confianza.

LEE MÁS: Ventanilla: profesores llevan alimento y arman olla común para sus estudiantes más pobres

El tímido

A veces sus alumnos le daban un poco de miedo, quizás era el pavor escénico, pues enseñar a un ‘grupo de revoltosos’, no es nada sencillo.

Aunque era bueno para dar sus clases, explicar e incluso para diseñar exámenes y tareas, su ´talón de Aquiles’ era la disciplina, en cuanto algo sale de su plan los alumnos se descontrolan y no siempre le es fácil recuperar la calma del salón de clases y lidiar con ello.

A veces recurría al tutor del salón por ayuda. Tenía una voz suave y un corazón de pollo.

Lazy loaded component image

PUEDES VER: Profesor es la sensación al enseñar Historia con perfiles de Facebook [FOTOS]

El amable

“Lo importante es el esfuerzo”, ese era su mensaje, por eso calificaba con 20 a casi todos. Para eso propone puntos por asistencia, puntualidad, creatividad, participación, etc. ¡Ah! y siempre tenía un delegado o delegada en el aula y el puesto también llevaba puntos extras.

¿Tareas? Sí, de vez en cuando, siempre se organizaban en clase. También se hacían los trabajos en grupo con los papelógrafos cuadriculados y plumones de color.

Sus clases eran amenas y didácticas. Utilizaba alguna maqueta o traía algo curioso de casa o de la biblioteca que se relacione con el tema.

Era muy bueno para explicar y para empatizar con sus alumnos, a quienes escucha, comprende y cuida, incluso busca a los padres de familia en caso de ser necesario, por eso y más sus alumnos lo adoran.

Lazy loaded component image

MIRA TAMBIÉN: Profesor tiene insólita reacción con alumno que pidió ir al baño en plena clase virtual [VIDEO]

El showman

El profesor estrella del colegio, todos los chicos querían llevar la clase con él y es que contaba las mejores anécdotas y alguno que otro chiste explicar sus temas.

Estaba al tanto de los ídolos de sus alumnos o los programas populares, los temas de moda, por eso los alumnos esperaban con ansias su clase. A veces su salón es un alboroto y eso representaba la incomodidad de otros salones que guardaban silencio en sus clases.

A lo lejos su hobby era enseñar. Su único problema es que era medio desorganizado, nunca entregaba a tiempo sus calificaciones o se pierde entre los detalles administrativos.

Lazy loaded component image

LEE MÁS: Educación en cuarentena: ¿Cómo evitar que el estudiante copie en el examen virtual?

El esmerado

Siempre se preparaba con todo, no había pregunta que no conteste. Disfrutaba que sus alumnos le cuestionen y hacer debates. Las veces que no tenía algún video para mostrar, preparaba papelógrafos y láminas. Estaba al tanto de las noticias de carácter político, económico y mundial.

Exigía a los alumnos a leer los clásicos de literatura y los invitaba a la reflexión. Daba una magestuosa clase; sin embargo, había quienes no valoraban su clase.

Durante la clase, los alumnos aprovechaban en escuchar alguna música o dibujar. Hay quienes se quedaban dormidos encima de los cuadernos.

Lazy loaded component image

PUEDES VER: El rol del maestro en el aprendizaje del niño

No hay que dejar pasar al profesor que llenaba toda la pizarra y se pasaba la hora en ello y su frase célebre “ya pueden copiar”. El que recomendaba sus folletos y mandaba a sacar copias, y al profesor más guapo del colegio, favorito de las mamis.

Esperamos que este reencuentro por el “Día del maestro” haya sido de tu agrado. No te olvides en saludar a tu profe o a tu miss en su día y agradecerle por tu formación como ciudadano.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales