Símbolo de Navidad: La copa de champán

¿Conoces la historia de la copa de champán?, te invitamos a leer este interesante artículo donde descubrirás cómo se originó este indispensable elemento que engalana la celebración de la Navidad.

La copa de champán: Una historia que empezó hace miles de años

La copa de champán: Una historia que empezó hace miles de años

Redactor: El Popular31 Ene 2020 | 18:37 h
  • Temas Relacionados
  • Año Nuevo
  • Historia
  • Navidad
  • Estamos a visperas de celebrar la Navidad y a días de cerrar el año y con ellos, los frecuentes brindis y reuniones de esta época. Es por ello que debemos tener en cuenta que al invitado especial en estas celebraciones: el champán.

    Si consideramos la importancia que tiene esta bebida en el disfrute y la ambientación de tantas reuniones, tenemos también que asociarlo con las elegantes copas en que se sirve y que forman parte de su “ritual”.

    LEE MÁS: Navidad: ¿Cómo decorar tu puerta para esta Navidad? [VIDEO]

    Tan importante como servir el champán es presentarlo en copas refinadas, que contengan dignamente a esa bebida tan consagrada. A continuación, daremos un viaje hacia el tiempo sobre este refinado envase de cristal y conoceremos cómo llegó a nuestros labios esa obra maestra de la artesanía humana, que es la copa de champán.

    El vidrio: Su antecesor

    El cristal con que ella se elabora nos llegó a América a través de los europeos después del descubrimiento, pero anteriormente ya su origen se vislumbra miles de años antes de la colonización de nuestro continente. Su antecedente fue el vidrio, el cual era elaborado antes de la era cristiana por los egipcios en sus rústicos talleres artesanales. Este maravilloso invento se divulgó de Egipto hacia el Imperio Romano por las tribus guerreras del norte de Europa, el vidrio desapareció junto con otros refinamientos que resultaban inadecuados e inútiles dentro de una Europa arruinada por la violencia de las tribus bárbaras.

    Sin embargo, en la Edad Media, la fórmula del vidrio reapareció entre los árabes que por aquellos años lo elaboraban, posiblemente aprendido de los egipcios. Los griegos, a su vez lo conocieron a través de sus contactos con los árabes.

    Cuando los turcos tomaron Constantinopla en el siglo XV, los griegos huyeron de esta ciudad y se refugiaron en Venecia y así la fórmula del vidrio pasó nuevamente a Italia.

    En Venecia, en el siglo XVI ya se producía un vidrio blanco que ganó rápidamente popularidad y gracias a esa misma demanda se le dio impulso a su desarrollo y elaboración. Ello dio como resultado la creación de un vidrio transparente y puro, el cual se conoció como “cristal de Venecia”. Este se convirtió en la materia prima ideal de las copas de bebida y por supuesto del champán, a partir de su invención en el siglo XVIII.

    La importancia de la copa de champán

    Posteriormente se inventaron diferentes formas de copas para contener el delicioso liquido burbujeante. Hasta hace unos años se hizo muy popular beberlo en la copa de platillo de cáliz ancho. Sin embargo, hoy en día se considera que la copa ideal es la alargada y tubular de forma de flauta o la de forma de cáliz de lirio. En ellas se preservan mejor las burbujas que forman parte Escencial de champán y permite contemplar como ellas ascienden hacia la superficie.

    Aunque no ha sido sino hasta hace poco tiempo que se ha generalizado el uso de esta forma de copa, su origen es muy antiguo. Se elaboraban desde hace unos siglos, e incluso en un museo de la región de Champagne, en Francia, hoy se pueden admirar las copas de flauta que ya en el siglo XVII eran populares entre los bebedores de vino.

    MIRA TAMBIÉN: Navidad: Conoce la historia del popular villancico “Los peces en el río” [VIDEO]

    En vista de que el buen champán se considera toda una obra de arte de la noble tradición vinatera, es preciso servirlo en una copa digna. ¿No sería bochornoso encerrarlo en un envase sin gracia, sobre todo en esta Navidad?

    Lazy loaded component video recomendado
    Lazy loaded component taboola