¿Qué secuelas deja el COVID-19? detalles para reconocer las enfermedades y estar alertas

Hoy te presentamos un listado de algunas de las enfermedad o secuelas, tanto físicas como mentales que deja el coronavirus en una persona que salió de la enfermedad, dependiendo de la gravedad.

Los expertos de la institución observaron que el 80% de los pacientes mantenían al menos una secuela como fatiga, dolor de cabeza, niebla cerebral, pérdida de cabello, y del sentido del gusto.

Los expertos de la institución observaron que el 80% de los pacientes mantenían al menos una secuela como fatiga, dolor de cabeza, niebla cerebral, pérdida de cabello, y del sentido del gusto.

Fuente: Difusión - Crédito: Composición el Popular
Lazy loaded component

El coronavirus es una nueva enfermedad que cada vez se esta descubriendo nuevos síntomas o enfermedades que pueden quedar como secuelas del mismo virus.

Las personas que lograron superar a la COVID-19, dependiendo de la gravedad con que se haya presentado esta nueva patología en su organismo, tendrán que pasar por un proceso de recuperación post covid como terapias de rehabilitación y afrontar las enfermedades que esta dejando.

Todo este proceso requiere de mucha paciencia y constancia para superarlas. Según un estudio de Weill Cornell Medical Collage, en New York, alrededor de 50 mil personas con el SARS-CoV-2 reflejaron síntomas de casi medio centenar de secuelas.

PUEDES VER: ¿Las náuseas y los vómitos son secuelas de un paciente recuperado de COVID-19?

De acuerdo a una investigación, los expertos de la institución observaron que el 80% de los pacientes mantenían al menos una secuela como fatiga, dolor de cabeza, niebla cerebral, pérdida de cabello, y del sentido del gusto.

Por eso, hoy te presentamos un listado de algunas de las enfermedad o secuelas, tanto físicas como mentales que deja el coronavirus en una persona que salió de la enfermedad.

Astenia y disnea

En los casos más severos, es posible que se produzcan fibrosis pulmonar, enfermedad crónica caracterizada por el daño al tejido pulmonar y la formación de cicatrices que junto a la capacidad respiratoria reducida, se produce la astenia y disnea.

PUEDES VER: ¿Es malo bañarse cuando se tiene COVID-19? Especialista aclara la duda

Síndrome post-UCI

Esta secuela es mucho mayor para aquellos pacientes que han permanecido en hospitalización durante una larga temporada en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

El síndrome post-UCI puede incluir la pérdida de fuerza muscular, cambios en la fuerza motora o sensibilidad debido a la disfunción del nervio, a la depresión, ansiedad, cambios cognitivos, deterioro de la memoria y de la capacidad para razonar.

Riñones y corazón

Un estudio en Alemania halló que, de 100 pacientes recuperados, el 78% registró algún tipo de anomalía en el corazón después del alta médica. En el caso de los riñones, la evidencia muestra una alta incidencia de agotamiento entre los casos más graves de coronavirus, y que pueden a llegar a tener insuficiencia renal.

PUEDES VER: Coronavirus: ¿Cómo diferenciar el COVID-19 del resfrío, gripe o alergia?

Problemas neurológicos

En los casos graves del Hospital São Lucas, en Porto Alegre, se observaron convulsiones, encefalitis, inflamación del cerebro, casos del síndrome Guillain-Barré, enfermedad que ataca el sistema nervioso y causa debilidad.

Otra complicación neurológica que los médicos han identificado en pacientes con casos severos es la incidencia de apoplejías o síntomas de ataque cerebral.

Trombosis

La coagulación incontrolada puede llevar a la trombosis venosa o bloqueo de una vía sanguínea, que puede inducir a un derrame cerebral. Esta incidencia a largo plazo de fenómenos trombóticos también puede ser a nivel pulmonar, y en otras localizaciones.

PUEDES VER: Coronavirus vs. gripe: ¿cuáles son sus diferencias y similitudes?

¿Cuáles son los chequeos post COVID?

Los expertos explicaron que los pacientes recuperados de COVID-19 deberían someterse a exámenes de ergometría, tomografía de tórax y ecocardiograma.

“Existen evidencia de daños al miocardio, de miocardiopatía, de arritmia, de disminución en la fracción de eyección, de fibrosis pulmonar y de accidentes cerebrovasculares, por lo tanto es fundamental tomarse en serio la enfermedad“, explicó Gregory Poland, médico de la Clínica Mayo de Estados Unidos.

Hasta el 50% de pacientes en UCI podrían presentar insuficiencia renal aguda

La enfermedad renal crónica (ERC) es un problema de salud pública debido a su elevada tasa de mortalidad y complicaciones. A nivel nacional se registran más de 3 millones de pacientes con ERC en diferentes grados de severidad.

Debido a la actual crisis sanitaria por coronavirus, esta enfermedad va en aumento pues el COVID-19 es conocido por causar enfermedades respiratorias agudas, pero también puede afectar a otros órganos como los riñones; produciendo un daño agudo, denominado insuficiencia renal aguda (IRA), la cual es muy variable en estos pacientes.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales