Docentes: 6 pasos para evaluar a la distancia

La evaluación virtual no debería dejar de mirar las competencias y ser permanente.

Son un conjunto de producciones que demuestran el resultado de un proceso de aprendizaje que van a ayudar al docente a monitorear la enseñanza.

Son un conjunto de producciones que demuestran el resultado de un proceso de aprendizaje que van a ayudar al docente a monitorear la enseñanza.

Lazy loaded component
Redactor: Carol Cruzado
08 Jul 2020 | 10:44 h

Con la intención de controlar y reducir la propagación del COVID-19, las clases en las instituciones educativas públicas y privadas a nivel nacional continuarán a distancia. Sin embargo, esta modalidad a distancia tiene su propia dinámica de la evaluación de los alumnos.

En tal sentido, César Valderrama, Especialista en Educación Digital indica que es vital que el docente tenga presente las normas emitidas por el MINEDU, para realizar una evaluación de aprendizaje de manera virtual; para esto lo primero es romper la estructura de las notas, y saber que se debe recoger un conjunto de evidencias para emitir un juicio valorativo que ayude al profesor a calificar lo que hace el estudiante e identificar en qué nivel está para darle la retroalimentación.

LEE MÁS: Consejos para evitar robos en los pequeños negocios

Dicho esto, la evaluación virtual no debería dejar de mirar las competencias y ser permanente, con más importancia en reforzar la autoestima del alumno, motivar y dar la confianza en las posibilidades que tiene para aprender, en pocas palabras ser formativa.

Esto de ninguna manera es fácil, es nuevo y está cargado de muchos retos para todos. Sin embargo, podemos tener presentes algunos pasos, los cuales ayudarán a conocer, identificar y reforzar el aprendizaje de los alumnos en esta etapa, estas son:

  • Definir los criterios de evaluación. Es importante que el docente tenga claro qué es lo que debe demostrar el alumno para emitir un juicio de valor, usando criterios que le permitan describir características o cualidades. En este punto el educador podría considerar realizar pruebas enfocadas en las competencias, desempeños y habilidades, trabajos en equipo e inclusive metaprendizajes.
  • Valoración formativa. Esta forma de evaluación no se centra en obtener una buena nota, sino en mirar las competencias que debe lograr el estudiante y para ello debe recolectar evidencias lo que el estudiante ha logrado o tiene dificultad para lograrlo y emitir un juicio de valor y seguidamente: reforzar aciertos, identificar errores y ofrecer pautas de mejora al estudiante en relación con los propósitos de aprendizaje.
  • Plataformas: Para el proceso de evaluación es importante contar con espacios virtuales educativos que den soporte y que responda a las exigencias del Ministerio de Educación.

MIRA TAMBIÉN: Alumnos de secundaria podrán postular a SENATI gracias a la beca de Pronabec

  • Búsqueda de fuentes: Explorando nuevas formas de valoración para el alumno como: la autoevaluación (apreciación de uno mismo sobre los conocimientos, capacidades, aptitudes) la coevaluación (valoración del desempeño del alumno por parte de sus propios compañeros) y la evaluación familiar mediante la apreciación de los avances que está teniendo el hijo y sobre todo motivándolo a que se siga esforzando.
  • Evidencias de Aprendizaje: Son un conjunto de producciones que demuestran el resultado de un proceso de aprendizaje que van a ayudar al docente a monitorear la enseñanza. Sirven para identificar lo que logró o no el alumno, procesos, inicios en relación con la competencia a evaluar y los propósitos de aprendizaje.
  • Experiencias de aprendizaje: Es aquello que los estudiantes desarrollan o usan recursos (conocimientos, habilidades, actitudes), que nos dará evidencias del desarrollo de sus competencias. Estas tareas asignadas por el docente van a permitir que se logren los aprendizajes. Para ello, el educador hace el pedido de diversas evidencias como videos, mapas mentales, infografías, podcast, entre otros.
Lazy loaded component
Lazy loaded component Taboola