El terrible caso de un hombre al que su padre le inyectó VIH cuando apenas era un bebé

El padre de Brryan Jackson quería que su hijo muriera para no verlo ni pasarle dinero para su manutención. Te contamos su historia de vida que ha conmocionado al mundo.

El insólito hecho ocurrió en Estados Unidos.

El insólito hecho ocurrió en Estados Unidos.

Crédito: Composición El Popular

El insólito caso de Brryan Jackson ha conmocionado a todos en Estados Unidos tras revelar que su propio padre le inyectó el virus del VIH a pocos días de cumplir un año de vida. Las razones que llevaron al progenitor a cometer atroz acto han causado gran indignación.  

Las autoridades de Estados Unidos hablaron sobre la macabra historia que vivió Brryan Jackson, actualmente de 31 años, cuando aún era un bebé en manos de su progenitor y cuáles fueron los motivos que lo llevaron a aplicar el virus del VIH a su propio hijo.

PUEDES VER: Madre migrante que fue víctima de violencia familiar murió cuando intentaba llegar con su hija a EE. UU.

De acuerdo indicaron los efectivos, Stewart, el padre de Brryan Jackson, discutía diariamente con su esposa por el sustento económico del menor, incluso al punto de golpearla cruelmente. Durante una sus peleas, el progenitor le dijo una frase que se quedaría marcado en su mente: “Tu hijo no vivirá más allá de los cinco años”.

Tras vivir meses de infierno, la mujer tomó la decisión de separarse, en 1992. No obstante, jamás se imaginó que esposo iba a atentar con la vida de su propio hijo y menos por unas macabras razones: no quería que viviera para no verlo ni pasarle manutención.

PUEDES VER: Mujer descubre que su esposo tenía otra familia a días de cumplir 10 años de casados [VIDEO]

“Cuando Jackson tenía 11 meses de edad, su madre lo llevó al hospital por un ataque de asma y, para sorpresa de todos, su padre, le hizo una visita: le dijo a la madre que se fuera a la cafetería y se cogiese algo de beber, la convenció diciéndole que él se quedaba a cuidar del bebé”, declararon las autoridades de EE. UU.

“Una vez solos, Stewart aprovechó para inyectarle en el brazo una jeringuilla llena de sangre infectada con VIH. Todo con el objetivo de no tener que pagar a su exmujer la manutención de su hijo”, añadieron.

No se enteraron que tenía VIH hasta que tenía 5 años

Desde ese día, Brryan Jackson, siendo solo un bebé, presentó fiebre, dolores de cabeza y cansancio. Su madre lo llevó a diversos especialistas de la salud para que le ayuden a encontrar el mal de su pequeño hijo.

No fue hasta que el menor tuvo cinco años de edad, a mediados de 1996, que los doctores pudieron encontrar la causa de sus males. Para ese momento, Brryan presentaba síntomas de letargo e intensa taquicardia.

Según indicó la doctora que lo atendió, Linda Steel Green, quien dio con el diagnóstico del menor, relató que para llegar a esa conclusión fue por una conversación que tuvo con la madre del menor.

La mamá de Brryan le reveló que el padre de su hijo le había dicho que no viviría hasta los 5 años y relacionó esa frase más los síntomas que presentaba el menor. “El niño puede tener SIDA”, se dijo así misma sacando sus conclusiones.

En el hospital, la especialista realizó diversas pruebas a Brryan Jackson y lamentablemente su presentimiento era cierto, pues el menor tenía una infección avanzada del virus del VIH. El hecho fue reportado a las autoridades.

Fue condenado a cadena perpetua

La Justicia de EE. UU. estudió el caso y comprobó que el padre del menor había inyectó el VIH a su propio hijo. De acuerdo a las investigaciones, el hombre robó sangre con VIH de su trabajo, pues laboraba en un centro de análisis sanguíneos. Fue capturado y condenado a cadena perpetua. El juez encargado del caso indicó que Stewart como “el peor tipo de criminal de guerra”.

Sobrevivió a la enfermedad

Pese a que Brryan tenía varios órganos afectados por la enfermedad, logró superarlo y continuó con vida. “Pasé de tomar 23 pastillas al día a una y el virus es indetectable en mi cuerpo. Mi recuento de células T ha subido y tengo un cero por ciento de posibilidades de contagiar el virus”, precisó en 2013.

Cabe resaltar que Brryan Jackson se ha convertido en un activista que hoy cuenta su historia de vida por el mundo. Aunque no tiene relación con su padre, el hombre asegura que lo ha perdonado por todo el daño que le hizo.

Lazy loaded component iframe
Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales