¡Adiós agujas! Israel desarrolla una vacuna oral contra el coronavirus

Además de librarse del dolor de las agujas, se contribuye con la reducción de desechos de plástico y jeringas. Además de menos efectos secundarios.

Oramed cree que ha superado los obstáculos técnicos al diseñar una cápsula que sobrevive al ambiente altamente ácido del intestino.

Oramed cree que ha superado los obstáculos técnicos al diseñar una cápsula que sobrevive al ambiente altamente ácido del intestino.

Fuente: El Economista

¿Alguna vez te imaginaste una vacuna contra el coronavirus que no duela? Al fin, esto ya es casi una realidad. Israel viene trabajando en este medicamento en forma de pastilla: sin agujas, sin necesidad de asistencia médica, y entregada directamente a los consumidores.

La farmacéutica israelí Oramed está lista para comenzar su primer ensayo clínico a inicios de agosto, dijo el director ejecutivo Nadav Kidron a Agence France-Presse en una entrevista.

PUEDES VER: ¿Cuáles son los países que ya aprobaron la tercera dosis de vacuna COVID-19?

Con solo el 15 % de la población mundial completamente vacunada, la lucha mundial para poner fin a la pandemia está lejos de terminar.

Según Kidron, las vacunas orales son particularmente atractivas para el mundo en desarrollo porque reducen la carga logística de las campañas de inmunización.

Una encuesta reciente encontró que casi 19 millones de ciudadanos de Estados Unidos que rechazan las vacunas las tomarían si tuvieran una opción de píldora.

"Para que la vacuna funcione realmente bien, necesitamos que tantas personas la tomen como sea posible", dijo Kidron. Otros beneficios incluyen la reducción de desechos de plástico y jeringas. Además de menos efectos secundarios.

A pesar de muchas ventajas teóricas, ha habido pocas vacunas orales exitosas porque los ingredientes activos tienden a no sobrevivir al viaje a través del tracto gastrointestinal.

Las excepciones incluyen vacunas para enfermedades que se transmiten por la boca y el sistema digestivo, como, por ejemplo, la vacuna contra la poliomielitis.

Oramed cree que ha superado los obstáculos técnicos al diseñar una cápsula que sobrevive al ambiente altamente ácido del intestino.

Como ejemplo, la compañía israelí ha trabajado en insulina oral, el fármaco vital requerido por los diabéticos que hasta ahora solo se ha administrado por inyección.

Desarrollada con el bioquímico ganador del Premio Nobel Avram Hershko, que forma parte del consejo asesor científico de Oramed, la cápsula de la farmacéutica tiene un recubrimiento altamente protector que hace que se degrade lentamente.

Este medicamento se ha administrado a cientos de pacientes en ensayos clínicos de última etapa en los Estados Unidos, y los resultados se esperan para septiembre de 2022.

PUEDES VER: OMS: Delta viene impulsando el aumento de los casos de coronavirus en el mundo

La compañía ha solicitado comenzar las pruebas en varios países y espera comenzar la primera en Israel en unas semanas, pendiente de la aprobación del Ministerio de Salud.

“Si tiene éxito, también representaría una prueba de concepto para futuras vacunas administradas por vía oral”, indicó Kidron.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales