Hamás ataca a Israel: al menos 30 muertos y rechazan la paz tras bombardeo en Jerusalén

El grupo terrorista Hamás continúa con los ataques a los civiles de Israel lanzando cohetes desde Gaza. Islamitas bautizaron su operación como “Espada de Jerusalén”.

Palestinos protestan contra Israel por querer desalojarlos.

Palestinos protestan contra Israel por querer desalojarlos.

Fuente: Efe
Lazy loaded component
Redactor:

Israel y el grupo terrorista Hamás rechazan un alto al fuego luego de que la cifra de muertes haya aumentado a 26 -siendo palestinos en su totalidad-, entre ellos nueve niños y dos mujeres.

Los islamitas (Hamás) bautizaron su operación como “Espada de Jerusalén” y ya van más de 200 cohetes lanzados contra Israel. El ejército israelí amenaza con lanzar más cohetes.

“Tenemos el pie en el acelerador con un único objetivo: Hamás. Atacaremos con gran fuerza”, dijo el portavoz militar Hidai Zilberman.

Los objetivos alcanzando (140) en la Franja de Gaza son instalaciones de entrenamiento militar, túneles, almacenes de cohetes y casa de un comandante de Hamás. Para Zilberman, la operación duraría un par de días más.

“No queremos una guerra larga. Vamos a pagar un precio, pero ellos pagarán uno aún mayor. Confiamos en que todo acabe en dos o tres días, antes del final del Eid”, informó Ynet sobre lo acordado en una reunión se seguridad de la fuerza militar.

Un detalle no menor es que Hamas se encuentra al frente de la Franja hace más de una década y ya hubo enfrentamientos contra el Estado judío. La última sucedió en 2014 y más de 2000 ciudadanos murieron.

Los islamitas no levantarán la bandera blanca hasta que Israel retire todas sus fuerzas militares de la Explanada de la Mezquitas y de Sheikh Jarrah, zona al este de Jerusalén donde varias familias palestinas fueron advertidas que deberán desalojar sus casas y dárselas a los colonos judíos.

El motivo de este enfrentamiento ha sido, en gran parte, el desalojo; la decisión se conocerá en menos de 30 días. El inicio de la violencia ha ido a la par con el comienzo del ramadán, que se descontroló con el asalto a la Explanada de las Mezquitas, sobre todo de Al Aqsa, tercer lugar sagrado para los islamistas.

En represalia al desalojo de los palestinos, en la que hubo varios heridos, Hamas atacó a Israel en uno de sus días más santos como es el Día de Jerusalén. El grupo terrorista atacó el lunes con dos cohetes y dio un ultimátum, pero autoridades israelíes no dieron su brazo a torcer, y en la noche del último lunes para martes continuó el bombardeo.

Las sirenas de alarma de guerra sonaron en Jerusalén y las autoridades indicaron que deben abandonar la Ciudad Vieja para buscar un refugio.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales