Documentos revelan que científicos militares chinos discutieron el uso del coronavirus como arma, antes de la pandemia

El informe tuvo cuidado de advertir que: no se ha hecho pública ninguna información que sugiera que la pandemia del coronavirus COVID-19 fue el resultado de un acto intencional.

Los documentos obtenidos por Estados Unidos revelan que los científicos militares chinos discutieron el armamentismo de los coronavirus del SARS, cinco años antes de la pandemia COVID-19.

Los documentos obtenidos por Estados Unidos revelan que los científicos militares chinos discutieron el armamentismo de los coronavirus del SARS, cinco años antes de la pandemia COVID-19.

Fuente: Composición EP
Lazy loaded component
Redactor:

Los documentos obtenidos por el gobierno de Estados Unidos revelan que los científicos militares chinos discutieron el armamentismo de los coronavirus del SARS, cinco años antes de la pandemia de COVID-19, donde se discutió sobre el uso de armas biológicas para ganar una tercera guerra mundial.

“El documento, escrito por científicos del Ejército Popular de Liberación y altos funcionarios de salud pública chinos en 2015, fue obtenido por el Departamento de Estado de Estados Unidos Mientras realizaba una investigación sobre los orígenes del COVID-19”, informó The Weekend Australian en exclusiva.

“El documento describe los coronavirus del SARS como el presagio de una 'nueva era de armas genéticas' y dice que pueden ser 'manipulados artificialmente en un virus de enfermedad humana emergente, luego armados y desatados de una manera nunca antes vista'”.

El informe tuvo cuidado de advertir que: no se ha hecho pública ninguna información que sugiera que la pandemia del coronavirus COVID-19 fue el resultado de un acto intencional.

Muchos funcionarios han instado a que se realicen investigaciones en el Instituto de Virología de Wuhan para determinar si ese laboratorio, tuvo algún papel en el origen de la pandemia.

El informe afirma que los presidentes de los comités de inteligencia y asuntos exteriores de Gran Bretaña y Australia, Tom Tugendhat y James Paterson, se alarmaron por el documento e indicaron que planteaba serias preocupaciones sobre la transparencia que surge de la China comunista sobre los orígenes de la pandemia.

El documento se titula "El origen antinatural del SARS y las nuevas especies de virus artificiales como armas biológicas genéticas".

El medio australiano verificó la autenticidad del documento a través del experto en forense digital Robert Pottinger, quien ha trabajado para tres de los cinco gobiernos, incluido el estadounidense, representados en Five Eyes, una alianza de inteligencia compuesta por Estados Unidos, Australia, Canadá, el Reino Unido y Nueva Zelanda.

Un área importante de preocupación en torno a la investigación de armas biológicas involucra lo que se conoce como investigación de "ganancia de función", donde los científicos crean y alteran virus para hacerlos más contagiosos y letales.

"No hay una distinción clara para la capacidad de investigación porque si se usa de manera ofensiva o defensiva no es una decisión que tomarían estos científicos", dijo el director ejecutivo del Instituto Australiano de Política Estratégica, Peter Jennings.

“Si está desarrollando habilidades aparentemente para proteger a su ejército de un ataque biológico, al mismo tiempo le está dando a su ejército la capacidad de usar estas armas de manera ofensiva. No se pueden separar los dos”, agregó.

Lazy loaded component image

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales