Venezuela promueve educación sexual y entregará gratis anticonceptivos para frenar el embarazo precoz

Venezuela, aparte de la crisis económica y sanitaria, atraviesa una situación crítica sobre el embarazo precoz. Jóvenes no tienen dinero para comprar anticonceptivos y la taza de natalidad aumenta.

Venezuela es el tercer país en Latinoamérica con más embarazos en adolescentes.

Venezuela es el tercer país en Latinoamérica con más embarazos en adolescentes.

Lazy loaded component

“¡No estás embarazada!”, es el mensaje que Deiglis, una venezolana de 17 años, toma con mucha alegría porque ya es madre de un bebé de casi medio año y no tiene dinero para mantener una vida más. Así como el caso de la joven, miles de adolescentes en Venezuela no pueden acceder a los anticonceptivos por los precios impagables.

Aunque puede sonar mal para muchos el no querer ser madre por segunda vez, la situación de Venezuela en el embarazo precoz es delicado. Por ello, el país iniciará una fuerte educación sexual y entregará anticonceptivos de manera gratuita.

Deiglis es uno de los miles de casos que expone el embarazo precoz en Venezuela. La joven sostuvo una entrevista con la agencia AFP para contar su testimonio.

La madre de 17 años tuvo que tomar tres micros para llegar al centro hospitalario de la ONG “Médicos Sin Fronteras” (Amigos para la salud), ubicado en Vidoño, Anzoátegui.

No tengo dinero para comprar uno (anticonceptivo), es muy caro”, cuenta la chica en tono discreto. Ella recibió gratuitamente un implante hormonal subcutáneo, que le impide tener un hijo por cinco años.

El Popular

El tratamiento mencionado cuesta 10 dólares en el mercado, pero como Deiglis, hay muchos adolescentes y jóvenes que no tienen la capacidad económica de comprarlo, ya que equivale cuatro veces el sueldo mínimo en el país llanero.

Hay un requisito indispensable para acceder gratis al dispositivo: dar negativo en el test de embarazo. En Venezuela, como en otros países de la región, la interrupción del embarazo es ilegal; solo está permitido en caso de salvar la vida de la madre. Las penas por esta práctica son de 6 meses a 2 años.

Érika Fernández, enfermera del ambulatorio, se quiebra al ver la situación de varias jóvenes venezolanas. “Es fuerte, me impresiona mucho las menores de edad”, comenta entre lágrimas.

Lazy loaded component image

El costo de una caja de tabletas anticonceptivas varia entre los 10 y 25 dólares, con 11 dólares se puede comprar una inyección. Sin embargo, con un mes de trabajo en Venezuela no se pueden comprar ninguna de esas dos opciones.

El mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, admitió que existe un “problema” con el embarazo precoz. Empero, no hay documentos oficiales que digiten esta situación.

Por ello, el Gobierno dictatorial de Maduro destinará una inversión para la educación sexual y la entrega de anticonceptivos para frenar el fenómeno.

“Cerca de donde yo vivo no atendían mucho a las embarazadas”, dijo Deiglis. “No hay trabajo para mantener a otro niño”, asegura. Y pide ayuda al Estado.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales