EE. UU. destruyó 9 instalaciones y dejó al menos 22 muertos en Siria tras bombardeo

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos en el ataque estadounidense murieron al menos 22 combatientes de las milicias proiraníes.

El ejército de Estados Unidos atacó este jueves instalaciones en el nordeste de Siria.

El ejército de Estados Unidos atacó este jueves instalaciones en el nordeste de Siria.

Fuente: Infobae - Crédito: EFE
Lazy loaded component

Estados Unidos informó este viernes 26 de febrero que nueve instalaciones fueron “totalmente destruidas” y dos “parcialmente” en una serie de bombardeos lanzados sobre territorio sirio en la frontera con Irak, acto considerado como una “señal clara” de que Washington protegerá a su personal y a sus aliados en la región.

Según el secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, el ataque, el primero autorizado por el presidente Joe Biden en su poco más de un mes en el poder, fue llevado a cabo por dos F-15E Strike Eagle que arrojaron siete cohetes guiados de precisión.

PUEDES VER: Príncipe heredero saudí ordenó asesinar a Jamal Khashoggi, según informe de Estados Unidos

“Destruyeron totalmente nueve instalaciones y destruyendo parcialmente dos”, detalló el portavoz, quien señaló que los puntos impactados quedaron “funcionalmente” destruidos.

Además, indicó que las instalaciones blanco del bombardeo estaban en el punto de control de entrada de la ciudad siria de Abu Kamal, próxima a la frontera con Irak. Kirby se abstuvo de precisar la cifra de víctimas, aunque admitió que tienen informes preliminares.

PUEDES VER: Siria condena la “cobarde agresión” de Estados Unidos y advierte que bombardeo traerá consecuencias

El portavoz defendió que el ataque es “para enviar una señal muy clara de que Estados Unidos va a proteger a su pueblo”; además, supone un “mensaje de disuasión” sobre las “repercusiones” de perseguir a los estadounidenses, a sus socios iraquíes y sus instalaciones en ese país.

Una guerra que no tiene fin

La Embajada de Estados Unidos en Bagdad fue objeto el pasado lunes 22 de febrero de un ataque con dos misiles tipo katiusha que impactaron en el exterior de sus instalaciones en plena Zona Verde.

PUEDES VER: Estados Unidos bombardea Siria y hay al menos 17 muertos

Una semana antes, el pasado día 15, un soldado estadounidense resultó herido y un contratista murió en Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, debido al impacto de varios cohetes katiushas, tres de ellos en el aeropuerto de la capital.

Los ataques contra las instalaciones estadounidenses en Irak han aumentado desde que Estados Unidos matara en enero de 2020 al poderoso comandante iraní Qasem Soleimaní en un bombardeo selectivo en Bagdad, una acción que fue muy criticada por las fuerzas políticas iraquíes y por las milicias proiraníes del país, que prometieron venganza.

PUEDES VER: Estados Unidos: Joe Biden ordena atacar bases militares apoyadas por Irán en Siria

De los ataques contra la Zona Verde se suelen hacer responsables grupos armados poco conocidos, pero Washington acusa directamente a Kataib Hizbulá, una milicia iraquí financiada directamente por Irán y que EE. UU. ha clasificado como organización terrorista.

Una fuente militar siria dijo a Efe que el bombardeo estadounidense tuvo como objetivo una zona “deshabitada” y causó un muerto en las filas del Ejército del país árabe.

PUEDS VER: Nueva variante COVID-19 detectada en Nueva York enciende las alarmas en Estados Unidos

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Londres, que tiene una amplia red de colaboradores sobre el terreno, en el ataque estadounidense murieron al menos 22 combatientes de las milicias proiraníes.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales