Perrita llora desconsolada al ver que su dueña es regañada por su madre [VIDEO]

¡Está con ella! La perrita no soportó que su dueña sea regañada y se puso a llorar, causando diversas reacciones en redes sociales.

En el video de TikTok se puede ver la tierna reacción de una perrita chihuahua que no soportó oír cómo su dueña era regañada por su madre.

En el video de TikTok se puede ver la tierna reacción de una perrita chihuahua que no soportó oír cómo su dueña era regañada por su madre.

Lazy loaded component
Redactor: El Popular09 Ago 2020 | 22:00 h

En TikTok se compartió un curioso video viral donde se puede ver cómo una pequeña perrita llora desconsolada al ver y oír cómo su dueña es regañada por su madre. El tierno clip no tardó en hacerse tendencia en redes sociales.

Los perros cada vez sorprenden con su curiosas reacciones casi humanas, tal es el caso de Luna, una chihuahua que no soportó ser testigo del momento en que su dueña era reprendida por haberse portado mal.

LEE MÁS: Gato conoce al nuevo hámster de la familia e intenta comérselo en la presentación [VIDEO]

Como se puede ver en el video de TikTok, la pequeña perrita empezó a derramar lágrimas al escuchar el tono de voz de la mamá de la joven, quien intentaba 'explicarle' que las razones de la llamada de atención.

El divertido clip fue grabado por la dueña de Luna, una joven llamada Valeria, quien no podía creer la tierna reacción de su mascota, por lo que decidió grabarla y compartir el tierno clip viral en redes sociales.

PUEDES VER: Gato se niega a atrapar un ratón y termina haciéndose su 'amigo' [VIDEO]

Le estoy diciendo a Valeria, ¿te da coraje que la regañe, te da sentimiento que yo le llame la atención? No, no es a ti, es a ella que no entiende las cosas”, le trata de explicar la mujer.

El divertido clip no tardó en hacerse viral a los minutos de haberse publicado, logrando alcanzar más de 311 mil reproducciones en TikTok, y cerca de 90 mil Me Gusta.

Lazy loaded componentLazy loaded component video recomendado
Lazy loaded component Taboola