Automasajes para aliviar el estreñimiento

Los automasajes ayudan a estimular el intestino haciendo más fácil la evacuación.

Los automasajes ayudan a combatir el estreñimiento.

Los automasajes ayudan a combatir el estreñimiento.

Lazy loaded component

Las molestias que causa el estreñimiento son a veces insoportables, más aun si este es crónico. Cabe destacar que, este problema de salud es muy común en la población e influyen varios factores en su aparición, como una mala alimentación, poca hidratación, el sedentarismo, cambios hormonales o físicos como el embarazo.

Una forma práctica y sencilla de hacer que nuestro intesto trabaje bien y permita que la hora de ir al baño no sea incómoda ni con dolor es realizar automasajes en el abdomen para promover el buen funcionamiento de nuestros órganos internos.

Para combatir esta situación, los movimientos en el abdomen y las presiones externas estimulan la motilidad del intestino facilitando su evacuación.

Para realizar un masaje abdominal dirigido a los intestinos lo mejor es colocarse tumbado boca arriba con las piernas un poco flexionadas. En esta postura la musculatura de la zona está más relajada y se puede actuar mucho mejor sobre los intestinos.

Colócate en un sitio tranquilo y tómate 10-15 minutos.

Lo idóneo es que lo realices con el estómago aún vacío (antes del desayuno y de la cena, o un buen rato después de comer); si no, podrías notar náuseas. Es importante ser constante; si lo haces a diario, en pocos días sentirás que tus intestinos se han estimulado.

Ahora presta atención:

Por la mañana: tiéndete sobre la cama y presiona con las yemas de tus dedos en el lado izquierdo del abdomen (en el colon descendente). Dibuja un círculo en sentido de las agujas del reloj hasta llegar al colon ascendente (la parte derecha del abdomen) y el colon transverso (la parte superior).

Se trata de dibujar una esfera alrededor del ombligo presionando con la punta de los dedos. Puedes comenzar haciéndola más grande al principio y más pequeña en las últimas vueltas. Los movimientos deben ser lentos y la presión no demasiado intensa.

Por la tarde: coloca una mano en la parte alta del abdomen (debajo del esternón) y desplázala hacia la zona baja con un movimiento deslizante suave pero firme. Hazlo con las manos planas. Primero una y enseguida con la otra. Continúa hasta completar el cuarto de hora.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales