“Prefiero vivir en la cárcel”: Indigente confesó crimen de hace 38 años para dormir bajo un techo

Anthony Kemp, de 59 años, confesó que mató a un hombre en 1983 cuando apenas tenía 21 años.

Anthony Kemp tenía 21 años cuando atacó a Christopher Ainscough, de 50.

Anthony Kemp tenía 21 años cuando atacó a Christopher Ainscough, de 50.

Crédito: Difusión

Con el fin de evitar seguir durmiendo en las frías calles de Reino Unido en sus últimos años de vida, un hombre en situación de calle confesó un crimen que cometió hace 38 años, cuando tan solo era un joven de 21. El sujeto señaló que mató a un hombre en 1983.

Anthony Kemp, actualmente de 59 años, decidió entregarse a la justicia británica dormir bajo un techo. Kemp, quien cuenta con varios antecedentes penales, confesó que prefiere “pasar los últimos años de mi vida en la cárcel que dormir en la calle”.

De acuerdo a información de medios locales, el sujeto insistió en su propósito de que permanecer encarcelado y no volver “a vivir en las jodidas calles, eso es un hecho. Prefiero que el Gobierno me cuide”, sostuvo.

No obstante, tres días después de confesar el crimen, decidió retractarse y dar marcha atrás, sin embargo, las autoridades ya habían investigado el caso y reunido las pruebas necesarias del asesinato y lo condenaron a cadena perpetua.

Crimen en 1983 

Anthony Kemp fue identificado como el autor del asesinato de Christopher Ainscough, quien fue hallado muerto en su departamento en 1983. El vagabundo acabó con su vida golpeándolo con un cenicero de mármol de 2.4 kilos.

El cuerpo de la víctima tenía diversas heridas graves, incluida una fractura en el cráneo. La investigación policial original se cerró en 1985 sin encontrar al culpable, hasta ahora.

Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales