HRW denuncia 400 desapariciones tras protestas en Cuba y pide presión internacional

La organización de derechos humanos Human Rights Watch reveló una lista de desaparecidos, en el que se incluye a periodistas.

El presidente de HRW pidió una “presión internacional concertada e inteligente” que obligue al presidente cubano Miguel Díaz-Canel a detener los abusos.

El presidente de HRW pidió una “presión internacional concertada e inteligente” que obligue al presidente cubano Miguel Díaz-Canel a detener los abusos.

Crédito: CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH
Lazy loaded component

El director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, reveló el viernes 16 de julio una lista de 400 personas, identificadas con nombre y apellido, de las cuales se desconoce el paradero desde el comienzo de las protestas en Cuba.

El listado incluye la detención de siete periodistas, tres de los cuales ya fueron liberados. “El régimen ha detenido a activistas y periodistas reconocidos con el aparente propósito de impedir que participen en las manifestaciones o que reporten sobre estas”, dijo en un hilo de Twitter.

Vivanco indicó que varios ciudadanos fueron detenidos al salir de sus casas o cuando transitaban por las calles.

“En otros casos, las fuerzas de seguridad han detenido de forma arbitraria a personas de a pie que participaban pacíficamente en las protestas, así como a transeúntes. También han ido a buscar manifestantes a sus casas luego de supuestamente reconocerlos en fotos o videos”, agregó.

El director de HRW contó que la lista de desaparecidos se armó luego de entrevistas con periodistas, activistas y víctimas de la represión policial.

También sostuvo que contaban con “denuncias creíbles” de violencia física a las personas “tanto durante la detención como una vez que ya estaban detenidos”.

Asimismo, reveló que los ciudadanos liberados se mantienen refugiados en sus casas, por temor a salir. Incluso la Policía resguarda las viviendas de los protestantes para evitar que estos salgan a manera de “prisión domiciliaria” sin tener una orden judicial.  

“Todo esto ocurre en un país donde el poder judicial está subordinado al ejecutivo, la prensa libre está prohibida, la defensa de DDHH no es reconocida como una actividad legítima, las garantías de debido proceso se violan constantemente y el régimen controla el acceso a internet”, resaltó.

Finalmente, Vivanco destacó que sin una “presión internacional concertada e inteligente” que obligue al presidente cubano Miguel Díaz-Canel a poner freno a los abusos y la censura, es probable que nunca conozcamos plenamente la represión de estos días.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales