"No quiere morir”: Padre de tres hijos lleva 14 meses postrado en una cama por secuelas de COVID-19

La familia del británico David Brown, de 55 años, afirmó que el hombre estuvo en coma tras contagiarse de coronavirus y, mientras estuvo inconsciente, contrajo neumonía, sepsis, insuficiencia renal y tuvo un derrame cerebral bilateral.

Los Brown temen que su familiar nunca se vuelva a recuperar.

Los Brown temen que su familiar nunca se vuelva a recuperar.

Lazy loaded component

Una familia vive una tragedia luego que el padre de tres hijos se contagió de coronavirus en Reino Unido. Se trata de David Brown, de 55 años, que lleva postrado 14 meses en una cama sin poder caminar por las secuelas que le causó la enfermedad.

Según informó su esposa Claudia, la infección por COVID-19 le "llegó en oleadas" durante 10 días antes de ser internado en un centro de salud en abril del año pasado. "Un día estaba bien y al siguiente horrible. Subía y bajaba su temperatura, perdía el apetito", indicó.

Los doctores decidieron que el padre de tres hijos tenía que ser puesto en coma inducido y, mientras estaba inconsciente, contrajo neumonía, sepsis, insuficiencia renal y tuvo un derrame cerebral bilateral.

PUEDES VER: “Una pierna muerta, hormigueo y dolores punzantes”, así es la vida en un niño tras haber tenido COVID-19

Pese a su delicada situación, David Brown continuó luchando por su vida y logró ser dado de alta del hospital de East Surrey en julio, mes en el que fue trasladado a un centro de rehabilitación de Putney para recuperarse de las secuelas que le había dejado la COVID-19.

Sin embargo, los resultados no han sido alentadores, pues ha pasado 14 meses y David aún continúa postrado en una cama sin poder moverse tras contagiarse de la letal enfermedad.

"No quiere morir. Está luchando tan duro que quiere estar en casa con su familia. Nuestra hija mayor Taylor, de 21 años, está embarazada, lo que lo hace aún más desgarrador porque esperaba ser un abuelo joven", señala su esposa.

PUEDES VER: Reino Unido: investigadores detectan el gen que provoca que las personas con COVID-19 sean asintomáticas

Cabe resaltar que la familia ha tenido que vender su casa en Reino Unido para poder pagar el tratamiento de David Brown, quien es padre de tres hijos: Mia (12), Max (19) y Taylor (21).

Lazy loaded component image

 Cabe resaltar que los Brown esperan que las personas que aún no lo hicieron porque creían que el coronavirus no era real, o aquellos que ya se relajaron, se tomen en serio la situación porque "la pandemia no terminó".

Además, la familia de David Brown ha pedido a las personas mayor concientización sobre la enfermedad de coronavirus. "La gente está contenta con el levantamiento de las restricciones de encierro, pero todo está empeorando día a día para nosotros. Nada hubiera sucedido sin la presencia del COVID-19", sostuvieron.

Lazy loaded component image
Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales