Muere Jason Kelk conocido como "el paciente COVID más sufrido" de Gran Bretaña

Según informó la prensa británica, el hombre de 49 años murió después de decidir que ya no podía 'vivir así'.

El virus del SARS-CoV-2 dañó sus pulmones y riñones, y desarrolló graves problemas estomacales.

El virus del SARS-CoV-2 dañó sus pulmones y riñones, y desarrolló graves problemas estomacales.

Crédito: LeedsLive/MEN
Lazy loaded component

Jason Kelk, de 49 años, fue internado en el Hospital de la Universidad de St James en Gran Bretaña, en marzo del 2020 a causa del coronavirus. El paciente murió después de decidir retirarse del tratamiento el viernes 18 de junio.

Su esposa, Sue Kelk, compartió la noticia de su muerte en Facebook y dijo que Jason “falleció en paz”. “Es con un gran pesar que tengo que compartir la triste noticia de que Jason falleció pacíficamente en St Gemma's a las 12.40 pm”, escribió Sue en su red social.

PUEDES VER: Gran Bretaña: Vacuna contra el coronavirus podría estar lista para septiembre

“Definitivamente era importante para él hacerlo en sus términos. Pero está dejando a mucha gente absolutamente desamparada”, dijo al Yorkshire Evening Post.

Jason, que tenía diabetes tipo 2 y asma, fue trasladado a cuidados intensivos en abril del año pasado y permaneció en la misma sala hasta que fue al hospicio.

El virus del SARS-CoV-2 del dañó sus pulmones y riñones, y desarrolló graves problemas estomacales que hicieron que tuviera que ser alimentado por vía intravenosa.

A principios de este año, parecía estar recuperándose, comenzando a caminar y saliendo de un ventilador y un filtro renal de 24 horas.

PUEDES VER: Coronavirus: Primer ministro británico es trasladado a UCI tras ser hospitalizado

Antes de que su condición empeorara, Sue dijo que su esposo estaba tomando té y sopa y enviando mensajes de texto. Pero su estado empeoró en mayo. Tuvieron que volver a conectarlo a un ventilador y luego desarrolló dos infecciones.

Según informó la prensa británica, Jason murió después de decidir que ya no podía 'vivir así'. Jason Kelk murió rodeado de su familia, y deja cinco hijastros y ocho nietos, dos de los cuales nunca había conocido porque nacieron el año pasado.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales