Francia avanza en el desarrollo de una vacuna vía intranasal contra el coronavirus

El prestigioso Instituto Pasteur trabaja en un inmunizante nasal que se basaría en “la utilización de virus de la familia del VIH para tener la posibilidad de producir la proteína S”.

El Instituto francés Pasteur es uno de los principales centros de investigación sobre vacunas en el mundo.

El Instituto francés Pasteur es uno de los principales centros de investigación sobre vacunas en el mundo.

Fuente: Composición EP
Lazy loaded component
Redactor:

El Instituto Pasteur en Francia busca redimirse del fracaso de su primera vacuna candidata para el virus SARS-CoV-2. Ahora da un nuevo paso en el desarrollo de una de inyección nasal contra el coronavirus.

El director científico de Pasteur, Christophe D’Enfert, reveló a la agencia EFE que el proyecto de la vacuna nasal acaba de terminar los ensayos preclínicos con animales.

Ahora, la prestigiosa institución francesa trabaja para un “hipotético” inicio de los ensayos clínicos de las fases 1 y 2 con humanos.

De acuerdo a D’Enfert, esta es una vacuna que puede estimular la producción de anticuerpos y la respuesta inmunitaria de las células, la misma que “puede ser administrada vía intranasal, lo que puede facilitar su uso, y parece proteger contra las diferentes variantes”.

El inmunizante nasal se basaría en “la utilización de virus de la familia del VIH para tener la posibilidad de producir la proteína de espícula (proteína S)” para suscitar la respuesta inmune.

El científico consideró que es “muy precoz” dar fechas exactas sobre cuándo podría estar lista. Sin embargo, le encantaría poder acelerar el proyecto en los próximos meses.

En 2020 había que ir muy rápido, quizá un poco sin reflexionar en aspectos de estrategia de vacunas, de mercado, pero había que encontrar una vacuna, era esencial, y lo que se ha hecho ha sido fantástico en todos los niveles en solo un año. Ahora estamos en otro momento”, reflexionó.

El Instituto francés Pasteur, uno de los principales centros de investigación sobre inoculaciones en el mundo, donde se ideó en el siglo XIX a la que protege de la rabia, no ha tenido éxito de momento en idear su propia vacuna COVID-19.

“No era un proyecto al que le faltase financiación o conocimiento. Lo que pasó es que elegimos a un candidato que no fue el correcto”, aseguró.

D'Enfert indicó que el Instituto Pasteur está considerando iniciar una unidad de producción, como la de la Universidad de Oxford, para fabricar lotes de vacunas preclínicas internamente.

De otro lado, el científico espera que el gobierno francés aumente los fondos para la investigación y otorgue más “poder y reconocimiento a la ciencia básica”.

“No debería tratarse solo de chasquear los dedos y poner gasolina en el motor. Debe ser sostenible a largo plazo”, subrayó.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales