EsSalud celebra primer año de bebé prematuro que venció al COVID-19

Bebé pesaba poco más de medio kilo y cumplió su primer añito con 8 kilos. Ahora está totalmente recuperado de todos los problemas de salud propios de un prematuro extremo

Jorgito nació por cesárea

Jorgito nació por cesárea

Lazy loaded component

Jorgito, al nacer por cesárea dio positivo al COVID- 19 y encontró en los especialistas del Hospital Rebagliati el soporte que necesitaba para vencer la adversidad que lo rodeaba desde el vientre materno, gracias al apoyo multidisciplinario, de su segunda familia del Seguro Social.

El 15 de junio del 2020, en el momento más crítico de la primera ola de contagio de COVID 19, el pequeño valiente llegó al mundo pesando 580 gr, luego de 23 semanas de gestación y además dio positivo a COVID 19.

La madre, Lissy Yaya (28), vio su embarazo complicarse cuando esperaba feliz a su primer hijito en Cañete. Padecía de preclamsia severa y síndrome de Hellp que hacía que su cuerpo rechazara al bebé a riesgo de falla hepática o trastorno de coagulación que ponía en peligro su vida.

Así ingresó a la emergencia del Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins, con un pronóstico desalentador. Su embarazo tuvo que ser interrumpido antes de los seis meses, y tras una cesárea, nació el pequeño luchador al que llamo Jorge como su orgulloso abuelo y como el ginecólogo de guardia del Rebagliati que lo recibió.

Con COVID-19 y en UCI

Madre e hijo dieron positivo a la covid 19 y aunque Lissy pudo irse de alta al recuperarse de la cesárea, solo pudieron sentirse físicamente, el uno al otro, un mes después.

Jorgito tenía bajo peso, problemas de succión de leche materna, complicación en la retina, problema respiratorio agudo y una sepsis generalizada. Estuvo en la Unidad de Ventilación mecánica y UCI Neonatal. Lo operaron de la retinopatía que presentaba y finalmente, 4 meses después se fue de alta el 28 de octubre de 2020, gracias al tratamiento especializado, arduo y exitoso del equipo del Servicio de Neonatología del Hospital Rebagliati.

La madre celebró emocionada este primer añito de su único hijo, junto a los especialistas de Essalud y agradece a Dios y a los médicos por el restablecimiento de su bebé. Jorgito pesa ahora 8 kilos, mide 72 cm, puede sentarse, adora las naranjitas de Cañete y es feliz con la Gallina Pintadita.

Un éxito

La Dra. Vanessa Sofia Cuya Arias, médico del Servicio de Neonatología del Hospital Rebagliati, señala que el caso de Jorgito ha sido un logro para todo el equipo de este servicio (médicos, enfermeras, técnicas, nutricionistas, fisioterapistas). Mencionó que ha sido un gran éxito porque el pequeño tenía casi un 100 % de posibilidad de mortalidad, pues de acuerdo a los casos tratados en el Servicio de Neonatología, para tener expectativa de vida en un prematuro, este debería pesar al menos 700 gramos y tener 26 semanas. Sin embargo, Jorgito fue una grata respuesta al esfuerzo y profesionalismo médico. Nada más gratificante ahora que verlo crecer sano y feliz.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales