Psicología: ¿A qué edad los niños deben dormir solos?

¿En qué momento los hijos deben de dormir solos en su propio cuarto? En esta nota te explicamos cuando tiene que iniciar su individualidad.

Hasta qué edad los niños deben dormir con los padres.

Hasta qué edad los niños deben dormir con los padres.

Fuente: cadenadial.com

Que los niños tengan problemas para dormir solos es algo muy normal y puede deberse a muchos factores como la hiperactividad. Por ello, muchos padres deciden dormir con los menores hasta que estén más “grandes”; sin embargo, muy pocos saben en qué momento debería de ser conveniente que el pequeño tenga su propia habitación.

De acuerdo al psicólogo clínico, Rafa Guerrero, “el neonato llega a este mundo con una gran inmadurez, lo que le convierte en dependiente de sus figuras de apego. Por lo tanto, son las figuras de apego, generalmente los padres, los encargados de cubrir las necesidades de sus hijos”, indicó al periódicomediterraneo.com

Los expertos recomiendan que los niños en su primer y segundo año de vida puedan descansar con sus padres, pero cuando llega a los 3 y 4 años, es importante que tengan su propio espacio para dormir y hasta incluso lo pueden hacer con sus hermanos.

Esto le servirá al pequeño a ser más independiente, también otra razón para que tenga su propia habitación a esa edad, puede ser porque los niños suelen generar insomnio familiar y cansancio en el resto, por lo que resultará más difícil levantarse por las mañanas.

Cabe indicar que muchos padres tienen temor y culpa por separarse de sus hijos, pero si toman consciencia desarrollarán en los pequeños su independencia y autonomía desde muy corta edad.

Consejos para ayudar a mi hijo a dormir solo

Mantenernos calmado

Puede que los niños tengan una energía que nos supera, pero recuerda que ellos absorben nuestras emociones. Si pretendemos “dormirlos” tensos o molestos no se van a relajar y les será imposible dormir.

No entrar en el juego del menor

Si una vez echados quieren sacar tiempo extra para no dormir solos, evitemos entrar en su juego. Trata de amablemente dirigirlo a su cama y no es necesario gritar ni hablar porque las acciones dicen más que las palabras.

Establecer estrategias para incentivar el sueño

El sueño inicia con una comida rica en proteínas, luego con un proceso de aseo como lavarles los dientes y la cara, leerles una historia tranquila y dejarlos en su habitación hasta que se duerman por sí solos.

Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales