Sexualidad: 5 zonas del cuerpo que aumentan el placer

Existen muchas partes del cuerpo que harán subir la temperatura y que quizá nunca has explorado. Descubre cuáles son tus zonas más erógenas.

Zonas del cuerpo que aumentan el placer.

Zonas del cuerpo que aumentan el placer.

Crédito: Difusión

Cada cuerpo es único y aunque existen zonas erógenas que pueden funcionar para algunas personas, hay algunas partes con las que podrías experimentar mayor placer y aquí te enseñaremos cuáles son. Todo consiste en la autoexploración.

El sexo es parte fundamente en la vida de cualquier pareja, y aunque es complicado que todo siempre vaya sobre ruedas, hay algunos trucos que puede aplicar para que la llama de la pasión se encienda nuevamente.

¿Sabías que las mujeres disfrutan los juegos previos antes de la penetración? Si piensas que sí, puede que estés dejando pasar muchas cosas por alto. Presta mucha atención a estos consejos y descubre cinco zonas para aumentar el placer en tu pareja y en ti.

Cuello, zona lumbar y perineo

La zona erógena del perineo abarca mucho más allá de las terminaciones nerviosas a su alrededor y abarcan desde el hueso púbico hasta los muslos. Puedes empezar por las piernas y llegar hasta la zona lumbar. Recuerda que el cerebro juega un papel muy importante en el erotismo.

Te recomendamos iniciar en el cuello, una zona que cuenta con muchas terminaciones nerviosas. No olvides las orejas y masajear la parte inferior de la espalda. Todo nuestro cuerpo está conectado liberar la tensión en esas zonas puede ser de mucha ayuda.

Cabello, labios y pezones

La sensación de los dedos acariciando el cabello resulta ser muy placentero para hombres y mujeres, un simple movimiento basta para provocar un sinfín de sensaciones que irán desde cosquilleos hasta escalofríos.

Los pezones y los labios cumplen un papel importante en los juegos previos. Algunos hombres puedes experimentar sensaciones placenteras gracias a su capacidad ultrasensible, aunque otros no son muy aficionados a esos roces, es cuestión de probar. En el caso de mujeres, esta zona se ubica como la más erógena de todas.

Recuerda que para lograr una mayor estimulación es necesario conocer las zonas erógenas de tu cuerpo. Jugar, descubrir y compartir con tu pareja es esencial. Trata de utilizar otros objetos para experimentar la reacción de tu cuerpo: plumas, hielo, frutas, pueden ser usados para estimular.

Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales