En África destruyen miles de vacunas contra la COVID-19

Según los países africanos, las dosis que reciben caducaron antes de que pudieran ser inyectadas. La OMS ha informado de que en el continente se han destruido 450.000 vacunas hasta julio pasado.

Cerca de un millón de dosis suministradas por el mecanismo Covax fueron botadas a la basura en Nigeria.

Cerca de un millón de dosis suministradas por el mecanismo Covax fueron botadas a la basura en Nigeria.

Fuente: Unicef

Durante meses, varios países han tratado de acceder a las vacunas el coronavirus. Esto para inmunizar a sus poblaciones y así evitar la letal enfermedad cobre más vidas como ha ocurrido en estos dos años de pandemia. Sin embargo, un hecho sorpresivo está ocurriendo en África, un continente muy golpeado por la crisis sanitaria.

Según la Agencia Nacional de Desarrollo de la Atención Primaria de Salud (NPHCDA), las vacunas contra la Covid-19 están siendo destruidas en África a pesar de la gran necesidad que existe para adquirirlas. La entidad indicó, por ejemplo, que hoy cerca de un millón de dosis suministradas por el mecanismo Covax fueron botadas a la basura en Nigeria.

PUEDES VER: Mamá construyó su casa tras perder la suya y haber sido engañada por su esposo: "No tuve opción" [FOTOS]

Lo mismo que pasa en Nigeria también se presenta en Malaui con 20.000 dosis y 60.000 en Sudán del Sur. Estas naciones acabaron con los enormes lotes de vacunas que recibieron para bloquear la propagación de la Covid-19. Según la OMS, el continente africano había destruido cerca de 450.000 en julio pasado.

Las razones para destruir las vacunas tiene un argumento común: habían sido donadas por naciones ricas y que caducaron antes de que pudieran ser inyectadas. Pero, además, esto se complementa con problemas propios de los países africanos que con la pandemia se ha agravado demasiado.

En el caso de Nigeria, por ejemplo, el objetivo de distribuir las vacunas contra la Covid-19 colisiona con el problema que no tienen un desarrollo infraestructural para que su sistema sanitaria sea mucho más eficiente y se pueda atender a todos los ciudadanos de ese país. Tampoco hay suministros médicos necesarios para la vacunación, como algodón.

PUEDES VER: Lucy: la 'madre de la humanidad' cumple 47 años de su hallazgo

Adicionalmente, en Nigeria ocurre que hay un irregular suministro de energía obliga a que los refrigeradores donde se guardan las vacunas deban mantenerse en funcionamiento mediante costosos generadores a base de combustible. Por esa razón, miles de nigerianos viven en áreas remotas y difícil acceso a los servicios sanitarios.

Frente a este panorama, en África está latente la propagación de las nuevas variantes de la Covid-19. La OMS ha alertado repetidamente sobre la desigualdad de la distribución de las vacunas.

En noviembre, el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó que “más del 80% de las vacunas del mundo han ido a parar a los países del G20″, mientras que “los países de bajos ingresos, la mayoría de ellos en África, han recibido solo el 0,6%”.

Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales