Vivió dentro de un culto sexual y reveló terribles abusos: “Crecí como una monja y mucho sexo”

La mujer reveló que fue víctima de abuso infantil y sufrió por más de una década en secta de culto sexual, donde obligan a las mujeres a tener relaciones con hombres por “amor a Jesús”.

“Me tomó algunos años vivir en la sociedad normal", sostuvo.

“Me tomó algunos años vivir en la sociedad normal", sostuvo.

Fuente: GLR - Crédito: Composición El Popular

El caso de Faith Jones ha causado gran conmoción en Estados Unidos tras salir a luz su libro titulado Sex cult nun (Monja de culto sexual), donde relata el aberrante abuso infantil del cual fue víctima por parte de su familia cuando solo era una niña.

Según revelaron sus alarmantes declaraciones, la mujer, de ahora 44 años, vivió en una familia cuyo abuelo era el fundador de un lugar de culto llamado Children of God, actualmente llamado The Family, lugar conocido por sus prácticas sexuales y acusaciones de abuso contra menores.

PUEDES VER: Locutor cristiano que se opuso a las vacunas contra la COVID-19 muere tras contraer el virus

A los 6 años, según Faith Jones, fue incitada por su familia a creer en “la Ley del Amor”, misma que obliga a las mujeres a mostrar amor a Jesús sometiéndose a tener relaciones sexuales con hombres.

Vivió un infierno

En los años 80, cuando Faith todavía era una niña, su familia la llevaba a misiones de “pesca coqueta”, que eran organizadas por su madre. Allí se pedía a las mujeres que se “prostituyeran para Cristo, seduciendo a los hombres para la causa o al menos sacándoles favores”.

Para convencer a las mujeres de que tuvieran relaciones sexuales con hombres les decían que no tenían derecho sobre sus cuerpos, pues pertenecían a Dios. “Eso permitió que ocurrieran todos estos abusos”, sostuvo.

Uno de los momentos más terribles en la vida de Faith Jones fue cuando cumplió 6 años, pues su “tío Jeff” (los niños se referían a “tío” o “tía” a los adultos en el culto) “le mostró cómo complacerlo con sus manos”.

 “A los niños se les preguntó con qué ‘tía’ querían tener un momento sexy, y luego entraron en diferentes habitaciones e hicieron lo que el niño quería: sexo completo o solo abrazar”, recordó sobre los terribles abusos que vivió en el culto.

Así vivió durante más de una década y logró escapar a los 22 años de edad, pero le costó tiempo aceptar que había sido víctima de abuso sexual.

“Cuando me fui, todavía no pensaba que lo que me habían enseñado estaba mal, necesariamente”, afirmó. Me tomó algunos años vivir en la sociedad normal antes que pudiera mirar hacia atrás en mi vida y decir: 'Crecí como una monja, pero con mucho sexo. Oh, eso es lo que pasó’”, agregó. La mujer inició su vida nuevamente y estudió Derecho en la Universidad Berkeley Law. en EE. UU.

PUEDES VER: Indignación por profesora que amarró una mascarilla en la cabeza de una niña son síndrome de Down

Sus padres le pidieron perdón

Los padres y hermanos de Faith Jones, así como ella, también abandonaron la secta y con el tiempo le pidieron disculpas por el trauma al que había sido sometida cuando apenas era una niña.

 “Por supuesto, experimenté enojo con ellos. Yo estaba como: ‘¿Cómo pudiste dejar que estas cosas sucedieran?’. Entiendo cómo la gente puede ser genuina y profundamente engañada. No cambia que la acción sea incorrecta o una violación, pero sí cambia la forma en que la percibo”, declaró para un medio loca de Estados Unidos.

Cabe resaltar que Jones ahora da charlas a las mujeres llamado “Soy el dueño de mí”, donde habla de lo que le tocó pasar. "Espero que podamos hacer un cambio cultural en algunas de estas áreas de abuso y manipulación: los derechos de las mujeres y los derechos de los niños”, sentenció.

Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales