Madre e hija fallecieron de COVID-19 a dos camas de distancia: “Vivieron juntas y murieron juntas”

Familiares contaron ambas decidieron no recibir la vacuna COVID-19 y murieron poco tiempo después de haberse contagiado.

Madre e hija habían sido tratadas en el mismo pabellón, con dos camas separadas.

Madre e hija habían sido tratadas en el mismo pabellón, con dos camas separadas.

Crédito: Difusión

Una madre y su hija fallecieron de COVID-19 en Irlanda del Norte con tal solo unos días de diferencias. Ambas permanecieron internadas a dos camas de distancias tras ser infectadas de coronavirus luego de negarse a recibir la vacuna contra la enfermedad.

Sammie-Joe Forde, de 32 años, casada y madre de cuatro menores, falleció el sábado en el Hospital Ulster, en tanto, su madre, Heather Maddern, murió el 31 de agosto en el mismo pabellón y a dos camas de distancia de su hija.

El padre de Sammie dijo que ninguna de las dos había sido vacunado y agregó que estaba “devastado” por sus muertes. “Esto acaba de destrozar mi mundo”, dijo Kevin McAllister a medios locales. 

“Vivieron juntas y murieron juntas”

Según contó Kevin, desde que ambas estaban internadas, Sammie enviaba mensajes de texto para informar sobre el estado de salud de su madre y fue ella quien informó cuando perdió la batalla contra el coronavirus.

Era una mujer sana y al final sufrió una insuficiencia cardíaca. Simplemente no logró vencer al coronavirus (…) Estaban muy, muy unidas. Trabajaron juntas, vivieron juntas y murieron juntas”, lamentó McAllister.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales