¿Qué fue de Murtaza? La trágica historia del niño afgano que conmovió al mundo con una camiseta de plástico

Todo el sueño que se cumplió para el menor se volvió una pesadilla hasta el punto que Arif, su padre, tuvo que pedir asilo político en varios países para él y su familia.

Murtaza Ahmadi cumplió su sueño de conocer a Lionel Messi. Foto: Reuters/Difusión

Murtaza Ahmadi cumplió su sueño de conocer a Lionel Messi. Foto: Reuters/Difusión

Afganistán vive una de las etapas más violentas y caóticas por la llegada de los talibanes al poder. En medio de ese trágico y lamentable acontecimiento, el nombre de Murtaza Ahmadi ha vuelto a sonar en el mundo y, es que su rostro se hizo conocido en 2016 cuando tenía apenas 5 años a través de una foto subida a Facebook.

Todo empezó cuando su hermano subió una foto a la red social donde el pequeño vestía una camiseta de plástico pintada con los colores de la selección argentina, el número 10 y el nombre de Messi. La instantánea tuvo tanto impacto que llegó a viralizarse por el ciberespacio tanto por la creatividad e inocencia del niño y el ambiente de guerras y pobreza en Afganistán.

“Este chiquito ama a Messi y al fútbol. No es posible para nosotros comprarle una camiseta, ya que solo soy un granjero, por eso sus hermanos decidieron hacerle una de plástico”, explicó su padre Arif, en ese entonces. “Todos me decían: ‘tú eres el niño que viste de plástico’. Todos me hacían bullying, pero yo estaba feliz”, contó el niño Murtaza.

El Popular

Es así que la Unicef aprovechó que Lionel Messi es Embajador de Buena Voluntad e hizo el contacto para que el menor cumpliera su sueño. “Amo a Messi y mi camiseta dice que él me ama”, dijo Murtaza luego de recibir el regalo de su ídolo y firmada por el astro argentino. “Él creía que hoy conocería a Messi, pero desde que se dio cuenta de que solo le habían enviado camisetas y una pelota, está triste y pidiendo conocerlo personalmente”, señaló su padre.

Es así que su sueño se cumplió luego de unos meses, el 13 de diciembre del mismo año. El destino los juntó e hizo que se conocieran. Vestido de naranja, el pequeño afgano, conocido a su ídolo en la previa de un encuentro que Leo iba a disputar un partido en Qatar. Murtaza no quería separarse de Messi ni un momento, entró al campo, se tomó fotos y participo en el tradicional lanzamiento de moneda del árbitro al comienzo del partido.

Sin embargo, todo el sueño cumplido se volvió una pesadilla hasta el punto que Arif tuvo que pedir asilo político en varios países para el y su familia pues llegaron a pensar que Lionel Messi les dio un maletín lleno de dinero. Fueron amenazados de secuestro, obligados a dejar su hogar y mudarse de Kabul, que fue tomada por los talibanes.

Lazy loaded component image

“Hay muchas explosiones por todas partes. No tengo lugar para jugar, no tengo amigos”, lamentó el pequeño en un documental producido por Bleacher Report. El niño afgano que conmovió al mundo fue preguntado si hubiera deseado no ponerse esa camiseta de Argentina a lo que respondió fuerte y claro: “Me la pondría porque adoro a Messi”.

¿Quiénes son los talibanes?

Los talibanes gobernaron entre 1996 y 2001 imponiendo una rigurosa interpretación de la ley musulmana o Sharia. Su movimiento surge en 1994 en Afganistán, en tiempos donde el país quedó devastado por la guerra contra los soviéticos. Son un grupo de "estudiantes en religión" dirigidos por Haibatullah Akhundzada y el mulá Abdul Ghani Baradar, cofundador del movimiento.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales