Situación catastrófica: el segundo lago más grande de Bolivia se convirtió en un desierto

El lago Poopó de Bolivia, de casi 2.400 kilómetros cuadrados, se secó tras sufrir los estragos de la crisis climática.

Lago Poopó, el segundo lago más grande de Bolivia.

Lago Poopó, el segundo lago más grande de Bolivia.

Crédito: Difusión

La crisis climática generada por el calentamiento global y contaminación ha generado un daño irreparable en Bolivia. El lago Poopó, considerado uno de los más grandes de Sudamérica, fue reportado como seco y ahora es un terreno desértico.

Países como Alemania continúan siendo azotadas por los estragos del clima, como las intensas lluvias que han dejado decenas de víctimas mortales. En tanto, en Turquía y Grecia se registra uno de los incendios más devastadores que ha arrasado con bosques enteros.

En Chile, expertos climatológicos han alertado una ‘hipersequía’ debido a la escasez de lluvias, situación que se continúa agudizando a causa de la ausencia de precipitación invernal en el vecino país.

En medio de la preocupante realidad, Bolivia vive una situación de nivel catastrófico, la sequía del segundo lago más grande, reconocido con anterioridad por su gran biodiversidad, sin embargo, ahora un desierto.

De acuerdo a Jorge Molina, investigador de la Universidad Mayor de San Andrés, indicó a la Agencia Reuters que esta situación ocurrió debido a las aguas del lago Poopó han sido desviadas contantemente para labores agrícolas.

“Es como la tormenta perfecta. Año que pasa se agrava la situación a no es un lago funcional (…) Un lago que se seca con demasiada frecuencia ya deja de ser funcional para la fauna, la flora y la biodiversidad”, expuso.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales