¡No va más! Sala de Cusco reafirma sentencia y prohíbe emisión de La Paisana Jacinta

La Paisana Jacinta no da risa. Sala Superior de Cusco falló en contra del programa de Jorge Benavides. El actor humorístico y Latina ya no podrán propalar dicho contenido.

Sala de Cusco ordena no volver a emitir La Paisana Jacinta.

Sala de Cusco ordena no volver a emitir La Paisana Jacinta.

Lazy loaded component

¡No va más! Después de varios años y una lucha incansable, la Sala Superior Civil de Cusco reafirmó la sentencia del Primer Juzgado Mixto de Wanchaq, el cual zanjaba el programa La Paisana Jacinta.

La denuncia, impulsada por Cecilia Paniura, Rosa Supho, Martha Quispe y Rosalinda Torres, fue interpuesta en contra de Jorge Benavides, Latina y los ministerios de Transportes y Comunicaciones, Cultura, y la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MINP).

PUEDES VER: JB protesta contra el racismo y recibe críticas por la ‘Paisana Jacinta’ y el ‘Negro Mama’

¿Qué sigue?

De acuerdo a la resolución N° 109, el canal de San Felipe y el actor humorístico ya no podrán propalar el programa, ya que vulnera los derechos a la dignidad humana, igualdad y no discriminación de las mujeres andinas.

“En consecuencia, se dispone que los demandados Jorge Benavides Gallegos y la Compañía Latinoamericana de Radiodifusión S.A Frecuencia Latina, se abstengan de vulnerar los derechos a la Dignidad Humana, Igualdad y no Discriminación, al Honor y la Buena Reputación y a la Identidad Étnica y Cultural de las mujeres andinas a través de la difusión y propalación de la comedia La Paisana Jacinta”, se lee en el documento de la Sala de Cusco.

PUEDES VER: Jorge Benavides: “Lo más gracioso es que La Paisana Jacinta en estos momentos no está en la TV”

En ese sentido, la resolución también recomienda a los ministerios mencionados que “afiancen sus políticas en general y medidas de control de sus competencias para hacerlas efectivas y destinadas a la defensa de la dignidad humana, igualdad y no discriminación".

Lazy loaded component
Lazy loaded component Taboola