Enfermera comparte la dolorosa lucha de su hija contra el COVID-19 para instar a vacunarse

La madre se contagió mientras trataba a pacientes no vacunados. “Su elección de no vacunarse llevó a que mi bebé fuera hospitalizada”, dijo.

Aunque Amelia Cannon, su esposo y su hija de un año se recuperaron rápidamente del COVID-19, Aurora no tuvo tanta suerte.

Aunque Amelia Cannon, su esposo y su hija de un año se recuperaron rápidamente del COVID-19, Aurora no tuvo tanta suerte.

Fuente: Facebook

Una madre de familia de Oklahoma, en Estados Unidos, compartió la dolorosa lucha de su pequeña de solo 3 años contra el coronavirus. Su historia se hizo viral en Facebook luego de su desgarrador mensaje a los ciudadanos que se resisten a vacunarse.

Amelia Cannon es una enfermera de la sala de emergencias del Hospital de Saint Francis. La madre cree que se contagió de COVID-19 después de contraerlo de uno de los muchos pacientes no vacunados que había tratado recientemente en su trabajo.

Y aunque ella, su esposo y su hija de un año se recuperaron rápidamente del coronavirus, Aurora no tuvo tanta suerte.

La pequeña terminó con neumonía y, después de una dificultad respiratoria repentina después de varios días en el hospital, fue trasladada a la UCI pediátrica, y fue sometida a una terapia de ventilación no invasiva que se usa para facilitar la respiración.

“Si decide no vacunarse, también ha tomado una decisión por mi hija. Su elección llevó a que mi hija inocente fuera hospitalizada”, escribió Amelia Cannon el 12 agosto en su cuenta de Facebook.

“Estoy enojada porque he hecho todo bien. Enojada porque vengo a trabajar y me agoto para tratar a pacientes no vacunados solo para llevárselo a casa con mis bebés. ¿Puedes imaginar mi frustración? ¿Mi culpa? ¿Mi miedo?”, agregó.

Cannon comenzó a publicar actualizaciones de la evolución de su niña en Facebook. Al inicio, las publicaciones eran solo para que su familia les hiciera saber cómo estaba Aurora, pero fueron compartidas por personas de todas partes.

Lazy loaded component image

“Decidimos que también queríamos compartir las partes más aterradoras porque a veces es ese factor de miedo el que puede motivar a las personas a hacer lo que hay que hacer”, dijo la madre.

Después de un tratamiento exitoso y una rápida mejora, Aurora fue dada de alta después de 12 días y enviada a casa el lunes 23 de agosto, confirmó una portavoz del hospital.

Cannon compartió con fotos y videos en Facebook cómo fue este ansiado retorno a casa y el encuentro con su pequeña hermana.

El equipo médico de Aurora está asombrado de lo rápido que se dio la vuelta. No hubo oxígeno anoche. Corriendo en círculos hoy sin caídas en la saturación de oxígeno. Comiendo, bebiendo, jugando, y ahora celebrando" escribió la madre.

“Estoy muy feliz de que este capítulo de nuestras vidas esté llegando a su fin. Nunca seremos lo mismo”, aseveró.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales