'Perruqueo': Asociación de Correctores de Textos del Perú define nuevo argot político

Este nuevo término entró a formar parte del abrumador catálogo de jerga política peruana, al igual que ‘chihuán’ o ‘taperloncherismo’.

El ‘perruqueo’, que surgió tras la publicación de un albergue de animales que indica que no reciben perros de familias comunistas.

El ‘perruqueo’, que surgió tras la publicación de un albergue de animales que indica que no reciben perros de familias comunistas.

Fuente: Composición EP

A solo once días de la segunda vuelta electoral donde se elegirá al nuevo gobernante, Perú sumó un nuevo argot político: el ‘perruqueo’, que surgió tras la publicación de un albergue de animales que indica que no reciben perros de familias comunistas.

'Perruqueo', que resulta de la simbiosis de perro y terruqueo, pasó a definir la acción de excluir a los canes de dueños que simpatizan con ideas que pueden ser percibidas como radicales por los sectores más conservadores y de derecha.

PUEDES VER: "Fuera", le gritaron a Keiko Fujimori en su accidentada visita al Cusco

No recibimos perros de familias comunistas. Amamos a los animales y por experiencia sabemos que, en Venezuela, por hambre, han tenido que comerse a sus mascotas”, escribió en Facebook Camila Lucioni Struque, dueña del hospedaje canino Perrotel Boutique.

El Popular

Tras el post en la red social, miles de cibernautas acuñaron el término ‘perruqueo’ en señal de rechazo por la actitud de la mujer, y convirtieron en tendencia de Twitter el hashtag #NoAlPerruqueo.

La Asociación de Correctores de Textos del Perú (ASCOT) se pronunció en su página en Facebook para darle una definición más clara del contexto.

“Término nacido en la coyuntura y formado por los sustantivos perro y terruqueo: acción y efecto de señalar como terrorista a alguien sin verificación y para desprestigiarlo”.

Asimismo, ASCOT precisó que fenómenos similares han ocurrido en la coyuntura política peruana, al igual que ‘chihuán’ o ‘taperloncherismo’.

Según la agencia EFE, este nuevo término “entró a formar parte del abrumador catálogo de jerga política que el país reluce con ímpetu a las puertas de unos comicios muy polarizados, teñidos de un aire de plebiscito entre dos corrientes radicalmente opuestas, el antifujimorismo y el anticomunismo”.

Lazy loaded component image
Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales