Remedios caseros para la gripe: esto es lo que funciona y lo que no debes tomar

Esta afección se hace más frecuente en invierno y muchas veces los remedios naturales son de gran ayuda.

La gripe puede curarse con remedios caseros. Pero acude a un médico para descartar el Covid-19.

La gripe puede curarse con remedios caseros. Pero acude a un médico para descartar el Covid-19.

Fuente: GLR

Generalmente una simple gripe no tiene síntomas graves, dura poco tiempo e incluso puede desaparecer sola. Pero si es mucha la molestia que sientes, existen remedios caseros que te ayudarán a paliar los molestos síntomas.

Toma nota

El ajo es un antibiótico natural que refuerza el sistema inmunológico contra los virus. Podemos preparar un infusión de ajo, para ello cortamos tres dientes de ajo en pedacitos, los ponemos a hervir 10 minuto con un litro de agua, dejamos reposar, colamos la infusión y nos la tomamos aún caliente. Unas dos tazas de esta infusión te ayudaran a calmar la tos, despejar los bronquios y descongestionar.

Abre tus vías respiratorias y alivia la irritación de la garganta con vapor de eucalipto que tiene propiedades expectorantes. Se introducen en un pote unos 10 gramos de hojas picadas y un litro de agua, se hierve, se retira del fuego y se coloca el recipiente en la habitación cerca de la persona que debe aspirar los vahos dejando que el vapor difunda el ambiente.

El Popular

Según un estudio de Archives of Family Medicine, el kion o jengibre cuenta con propiedades expectorantes, antitusivas, antiinflamatorias y antibióticas que ayudan a combatir los resfriados, gripes y tos con flemas.

Si tienes la garganta muy irritada puede ser de gran ayuda hacer unas gárgaras de infusiones de plantas antisépticas. Puedes prepararte una infusión de salvia, manzanilla, limón, menta y tomillo, cuela la mezcla y añádele vinagre de sidra o miel. Haz las gárgaras cuando la mezcla esté templada.

Lazy loaded component image

La congestión nasal se puede tratar con una mezcla de sal y agua. En una taza de agua tibia añádele un cuarto de cucharadita de sal marina sin yodo y un cuarto de cucharadita de bicarbonato. Vierte un par de gotas en cada fosa nasal, luego inclínate hacia adelante para que escurra un poco y suena tu nariz suavemente.

Una sopa de pollo te hace sentir mejor porque reduce la congestión y lubrica la garganta, aliviando la irritación. Además, contiene compuestos químicos semejantes a los antigripales, que ayudan a sanar más rápido.

Un remedio tan simple como eficaz. El agua tibia con limón y miel alivia tanto la infección de garganta, la irritación y el picor que produce la tos. Es tan simple como calentar agua, añadirle el zumo de medio limón, unas cucharaditas de miel pura de abeja y beber a pequeños sorbos. Se puede tomar esta bebida varias veces al día, hasta que las molestias que sientas en la garganta se vayan aliviando.

Lazy loaded component image

Lo que no debes tomar

Los antibióticos no combaten las infecciones causadas por virus, como puede ser el resfriado, la gripe, la bronquitis, sinusitis o infecciones de oído.

Si decidimos tomar antibióticos durante una gripe no curaremos la infección, no evitaremos contagiar a otras personas, no nos sentiremos mejor, y además podemos contribuir a la resistencia a los antibióticos.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales