Madre con enfermedad degenerativa pidió adelantar la Navidad para celebrar junto a su hijo

Becky Aspinall, de tan solo 33 años, desea pasar las fiesta de fin de año junto a su pequeño antes de perder la vida a causa de su enfermedad.

Becky Aspinall celebrará su última Navidad junto a su hijo.

Becky Aspinall celebrará su última Navidad junto a su hijo.

La conmovedora historia de Becky Aspinall, una mujer en Reino Unido que padece de una enfermedad degenerativa ha emocionado a miles de personas en el mundo. La mujer pidió adelantar las celebraciones de Navidad para celebrar junto a su único hijo antes de empeorar.

Becky, una mujer inglesa de 33 años, tuvo un último deseo para estas fiestas: celebrar la Navidad lúcida con su hijo de 13 años. Ella fue diagnosticada con la enfermedad degenerativa de Huntigton y su salud ha empeorado considerablemente.

La joven madre se encuentra en etapa terminal y a la fecha solo está recibiendo alimento a través de sondas. La enfermedad ataca su sistema nervioso y provoca movimiento descontrolados. Mientras la afección avanza, Becky ha perdido la posibilidad de hablar, caminar o comer por si sola.

No puede caminar ni hablar y recientemente perdió la capacidad de tragar. Tomó la decisión avanzada de que no quería una sonda de alimentación con clavija, lo que significa que ahora está al final de su vida”, contó Kirsty Smith, la mejor amiga de Becky.

Aunque su pronóstico de vida no es posible de calcular, los médicos coinciden que muy difícilmente llegue a las fiestas de fin de año, es por ello que pidió adelantarlas en su hogar y tener un recuerdo junto a su pequeño.

“Conozco a Becky desde la escuela y ahora soy enfermera, es triste pensar que vivimos vidas completamente diferentes y que ella no ha tenido el mismo tipo de vida”, expresa Kirsty antes de pedir la ayuda de quien quiera colaborar con su amiga.

Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales