Después de 26 años de búsqueda, padre encontró al asesino de su hija y lo entregó a la policía

Martín Mestre vivió una tragedia tras perder a su hija, quien fue abusada y asesinada, tras ver cómo el verdugo de su primogénita huyó de Colombia sin recibir un castigo por sus crímenes.

El progenitor encontró justicia después de más de dos décadas.

El progenitor encontró justicia después de más de dos décadas.

Fuente: GLR - Crédito: Composición El Popular

La historia de lucha de un padre por buscar justicia tras la muerte de su hija ha conmovido a todos en Colombia. Se trata de Martín Mestre, quien estuvo buscando por más de 20 años al sujeto que acabó brutalmente con la vida de su primogénita.

La madrugada del 1 de enero, en 1994, Nancy Mestre, la hija de Martín, una joven colombiana que cursaba el bachillerato, tuvo la desdicha de confiar en Jaime Saade Cormane, quien abusaría de ella y la terminaría asesinando de la forma más cruel a la corta edad de 18 años.

PUEDES VER: Personas son captadas caminando para atrás y vecinos creen que son “satánicos” [VIDEO]

Era su amigo y la mató

El crimen de Nancy Mestre fue perpetrado por la noche de Año Nuevo por Jaime Saade Cormane, quien era su amigo y vivía cerca de su vivienda. El joven aprovechó las fiestas para convencer al progenitor de su víctima para que celebrar en su casa. En ese momento no tuvo sospechas y aceptó, porque iban a estar junto a la madre de él. Nunca imaginó que sería la última vez que vería con vida a su primogénita.

A la mañana siguiente, Martín Mestre se percató que su hija todavía no había vuelto a casa y fue a buscarla a la vivienda de Saade, quien le precisó que había tenido un accidente y estaba en el hospital.

“La madre de Jaime estaba limpiando el departamento de su hijo, anexo a su casa. En el amanecer del primer día del año. Estaba todo el suelo mojado. La mujer lo miró y le dijo: su hija tuvo un accidente, está en la Clínica del Caribe”, recordó el padre.

Pero todo era una mentira y las autoridades de Colombia se encargarían de dar a conocer lo que verdaderamente había ocurrido, pues la joven no sufrió un accidente, sino que había sido abusada sexualmente y asesinada.

Lo condenaron a prisión y se fugó

Debido a las pruebas en su contra, Jaime Saade Cormane fue condenado por la Justicia de Colombia a 27 años de cárcel por el homicidio y la violación de Nancy Mariana. No obstante, el sujeto se fugó a Brasil y estuvo prófugo por décadas.

No obstante, el padre de la víctima no descansó hasta hallar justicia e investigó su paradero por 26 años. En 2020, logró encontrarlo en Brasil y alertó a las autoridades para que lo capturen Si bien el hecho ocurrió hace un año, el caso se ha vuelto viral en las redes sociales por la lucha del progenitor en busca de justicia.

PUEDES VER: Estudiante asiste al colegio en falda tras ser prohibido de usar short pese a intenso calor

¿Cómo logró reconocerlo?

Después de muchos años, el asesino de su hija había cambiado físicamente e incluso tenía otro nombre y hasta familia, pero Martín Mestre se preparó para dar con su paradero. Para ello, estudió un curso de inteligencia, se creó cuatro perfiles falsos en redes sociales y se acercó a la familia de Saade, con el fin de dar con su paradero en Brasil.

Tras analizar y comprobar su identidad, además de recibir ayuda de dos coroneles que contribuyeron a la investigación, el padre de la víctima logró ubicar a Jaime Saade Cormane, quien se había cambiado su nombre a Henrique Dos Santos Abdala y tenía dos hijos, en Belo Horizonte, Brasil.

Actualmente, se encuentra en la cárcel en el país sudamericano a la espera de su extradición a Colombia para ser juzgado por asesinato.

Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales