Fue acusada de asesinar a una bebé y estuvo 18 años en prisión, pero descubren que era inocente

Después de casi dos décadas en prisión, Kim Hoover-Moore fue puesta en libertad tras la ayuda de un grupo de especialistas que examinó las causas de la muerte de la menor.

Nuevas pruebas demostraron su inocencia tras 18 años en prisión.

Nuevas pruebas demostraron su inocencia tras 18 años en prisión.

Fuente: GLR - Crédito: Composición El Popular

El caso de una mujer ha conmocionado a todos en Estados Unidos tras darse a conocer que pasó 18 años en prisión por el asesinato de una bebé de nueve meses que estaba a su cargo en el estado de Ohio. ¿La razón? Después de años, descubrieron que era totalmente inocente del crimen.

Se trata de Kim Hoover-Moore, quien recientemente fue liberada tras ser acusada de la muerte de la bebé Samaisha Benson el 1 de diciembre de 2002, luego que llamara a los paramédicos por ayuda debido a que la menor presentaba graves lesiones y su estado de salud era preocupante.

¿Por qué la acusaron de asesinato? En ese entonces, las pruebas de los expertos de EE. UU. indicaron que la menor murió por unas lesiones sufridas cuando estaba bajo el cuidado de la mujer, que en ese tiempo tenía 39 años. Tenía "el cráneo fracturado y el cerebro inflamado", según el medio The Dispatch.

PUEDES VER: Mujer se come las cenizas de su esposo y ha perdido 20 kilos desde su muerte: “No puedo parar”

Hoover-Moore fue sentenciada a pasar más de dos décadas en prisión por asesinato, agresión criminal y maltrato infantil. La mujer estuvo por 18 años cumpliendo su condena, pero un giro en el caso demostró que realmente era inocente.

¿Por qué declararon inocente Kim Hoover-Moore?

En 2020, una nueva autopsia al cuerpo de la menor demostró que la fractura del cráneo era resultado de una lesión anterior que estaba sanando antes de sangrar nuevamente días antes de su muerte en Estados Unidos .

Además de esta prueba, se presentaron otros documentos proporcionados por el hospital donde la menor falleció que señala que su deceso fue por síndrome del bebé sacudido, afección que causa un daño cerebral irreparable y que puede causar su muerte.

PUEDES VER: Caso Gabby Petito: hallan los restos del novio que estaba desaparecido en Estados Unidos

“No puedo concluir en este momento desde el punto de vista patológico que las lesiones sufridas por Samaisha definitivamente ocurrieron dentro del período de tiempo en que la Sra. Hoover-Moore estuvo a cargo de su cuidado. Todos los cambios agudos ocurrieron dentro de una ventana de 4-5 días antes de su muerte”, señaló el informe médico.

A raíz de estas evidencias, Kim Hoover-Moore presentó ante el juez una moción en junio para que revise nuevamente su caso, la cual fue aceptada ante el Tribunal de Primera Instancia del Condado de Franklin. Las pruebas demostradas ante la corte demostraron su inocencia del crimen.

Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales