Mujer de 93 años terminó el colegio y su bisnieta fue la profesora: "Siempre me gustó leer"

¡Bien! Nunca es tarde para cumplir los sueños y así lo demostró esta adulta mayor que se mostró más que feliz pues por motivos de la vida tuvo que dejar sus estudios.

A Blanca Ida Saavedra siempre le gustó estudiar, por eso, nunca dejo de lado su sueño. Foto: El País

A Blanca Ida Saavedra siempre le gustó estudiar, por eso, nunca dejo de lado su sueño. Foto: El País

Nunca es tarde para estudiar y así lo demuestra esta mujer quien a sus 93 años terminó el colegio con la ayuda de su bisnieta, que fue su profesora para lograr terminar la primaria. Ella por circunstancias de la vida tuvo que abandonar la escuela, pese a que le encantaba ir a clases. Esta es su historia.

“Éramos nueve hermanos. Mis padres nos necesitaban para trabajar en la chacra. Nos mandaban de a dos, hacíamos hasta tercero, y nos sacaban para ir a sembrar maíz y ayudar con el arado”, afirmó Blanca Ida Saavedra a El País de Uruguay. Según contó "caminaba tres kilómetros para ir y como solo tenía un par de zapatos me descalzaba y hacía todo a pie. Al llegar a la escuela había una tina donde me lavaba los pies, me ponía los zapatos y entraba a la clase".

Saavedra relató que aprendió a “leer y a escribir. Siempre me encantó leer. Hasta diarios viejos leía yo. Mi marido no pudo ir a la escuela entonces yo era la que llevaba las cuentas y leía en mi casa. A mí me hubiera gustado ser maestra, por eso a mis cuatro hijos les insistí con el estudio y una hija mía fue maestra e inspectora y mi bisnieta también enseña”.

PUEDES VER: Se reencuentran después de 33 años y ahora planean casarse a los 60

“Me pasa a buscar y vamos juntas a la escuela. Voy tres veces por semana y estoy más feliz, me distrae y la mente no se me achica tanto. El asunto es que veo poco, entonces le pido que haga las letras y los números grandes y que no use lápiz conmigo, si no tinta”, refirió la bisabuela.

Su bisnieta Eloísa, quien enseña también a otros adultos mayores que quieren estudiar, dijo que sus alumnos “vienen con el propósito de educarse para buscar empleo, pero la realidad es que cambia hasta la forma en que ven el informativo. Por ejemplo, después de aprender los porcentajes entienden las gráficas que antes no sabían interpreta”.

La historia de superación y fortaleza ha conmovido las redes sociales pues pese a que no ve muy bien y, que pidió a su nieta que use tinta y no lápiz para hacer los números y letras grandes, nunca se rindió y se siente "más que feliz" de haber logrado una de sus metas ya que nunca es tarde para empezar algo que se dejo por distintos motivos.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales