“No hubo ningún sobreviviente”: El duro testimonio de fotógrafo testigo del atentado de las Torres Gemelas

El fotógrafo capturó el momento que personas desesperadas se lanzaron al vacío en medio del atentado a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

“Nunca olvido el ruido del impacto de los cuerpos contra el suelo”, afirmó.

“Nunca olvido el ruido del impacto de los cuerpos contra el suelo”, afirmó.

Crédito: Composición El Popular

Este 11 de setiembre se cumplen 20 años del atentado contra las Torres Gemelas en Estados Unidos que acabaron con la vida de miles y miles de personas, de las cuales entre 100 y 200 se lanzaron al abismo desesperados por la trágica situación.

Este duro momento fue capturado por el fotógrafo Richard Drew, quien tomó la imagen de una de las víctimas que posteriormente la titularía “Falling man” (“El hombre que cae”) y que daría la vuelta al mundo. Sus declaraciones sobre el momento que ocurrió hace dos décadas han conmocionado todo EE. UU.

PUEDES VER: 11 de setiembre: ¿qué pasó con Al Qaeda, responsable del ataque terrorista a las Torres Gemelas?

  “Yo estaba a una cuadra de la Torre Norte y no podía ver adónde caían. Pero nunca voy a poder olvidarme del ruido que hacían los cuerpos al impactar contra el suelo”, precisó Drew en una entrevista para el diario español La Nación desde Nueva York, donde actualmente continúa trabajando para la agencia Associated Press (AP).

La mayor parte de las víctimas que perdieron la vida lanzándose al vacío provinieron de la Torre norte, que sufrió un impacto a las 8.46 por un avión de American Airlines entre los pisos 94 y 98, mientras que la Torre sur sufrió un impacto a las 9.02 de un avión de United Airlines entre los pisos 78 y 84.

“Yo creo que lo más perturbador para la gente cuando mira la foto no es tanto la imagen en sí del hombre que cae, que no es violenta; no se ve sangre ni cuerpos deformados. Lo que perturba es ponerse a pensar qué haría uno ante esa situación donde la única decisión posible es elegir cómo morir, ya que no hubo ningún sobreviviente por encima del punto de impacto de los aviones”, precisó Drew.

El día de la tragedia

Drew, que entonces tenía 54 años, llegó hasta el fatídico lugar después de ser llamado por la agencia AP por un accidente que había ocurrido en las Torres Gemelas. Jamás imaginó el aterrador momento que viviría.

“Quedé parado junto a un policía de la ciudad de Nueva York y una enfermera. De pronto, la mujer dijo: ‘¡Oh Dios, miren eso!’, y los tres miramos hacia arriba y vimos gente que caía del edificio. Instintivamente tomé mi cámara y comencé a tomar fotografías, mientras escuchaba el ruido que hacían los cuerpos al golpear contra el suelo”, contó Drew.

Uno de las víctimas fue el protagonista de la fotografía de Drew llamado “Falling Man”, quien nunca se logró identificar su cuerpo. “Hasta que regresé a la agencia esa mañana, no me di cuenta de las imágenes que habían quedado registradas. Creo que sorprende mucho la simetría del Falling Man con las líneas del edificio, y hasta la aparente calma y resignación con la que está cayendo”.

“Es casi una imagen de armonía. Lo que no se ve es lo que da dramatismo a la foto. Es el registro de apenas un instante en la vida de una persona. Pero el que mira la imagen sabe que, desgraciadamente, fue su instante final”, concluyó.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales