"Todas nuestras aspiraciones se acabaron": el relato de una mujer afgana sobre los talibanes

La mujer afgana cuestiona el accionar de Estados Unidos que por tantos años tuvo la oportunidad de vencerlos, pero no lo hizo. Asimismo, asegura que no pueden confiar en ellos, "son terroristas".

Durante su régimen de terror entre 1996 a 2001, los talibanes prohibieron la educación y el trabajo para mujeres y niñas. Foto: captura / EFE

Durante su régimen de terror entre 1996 a 2001, los talibanes prohibieron la educación y el trabajo para mujeres y niñas. Foto: captura / EFE

Una mujer afgana que por motivos de seguridad prefiere que la llamen "Miriam" cuenta en una entrevista a Telemundo lo terrible y la tensión que viven todos en sus país por la llegada de este grupo extremista ultraconservador que las ven como un objeto, sin derechos. Además, cuestiona la labor de Estados Unidos en Afganistán durante todo estos años.

Como sabemos, Afganistán hoy es el foco de todas las miradas, criticas y preocupación pues tras la toma del poder de los talibanes, la huida del presidente Ashraf Ghani y la retirada de las tropas de EE.UU. y aliadas estos han vuelto a implantar el miedo con la interpretación radical de la "sharía" o ley islámica, como ya lo hicieron en 1996 y 2001, años que se conocen como el "reino del terror".

“Estoy muy decepcionada porque teníamos la esperanza que nuestro país iba a mejorar. Hemos tenido mucha migración. Nosotros regresamos a Afganistán, pero no queríamos terminar así”, indicó Miriam. “Creo que para nosotros todo se acabó. Todas nuestras aspiraciones se acabaron”.

“Sabemos del Talibán. Lo que hicieron ayer (jueves), hasta ayer hubo bombas, explosiones, mataron a mucha gente, mujeres, niños y no les importa nadie. Han matado a muchos de nuestros familiares y amigos con bombas y explosiones”, dijo al medio citado.

El Popular

Durante su gobierno, los talibanes prohibieron a las niñas asistir a la escuela, impidieron a las mujeres trabajar o salir solas sin un acompañante varón, y castigaron con la lapidación o latigazos a las acusadas de adulterio. La lectura extremista y equivocada del Islam los condujo a establecer una política religiosa para suprimir los “vicios”.

“En la provincia de Herat ellos dijeron que las chicas podían ir a la escuela. Solo hasta noveno grado. Ningún hombre podía ir a la secundaria de las chicas. También que debían usar burkas o hiyab para ir a clases. Tampoco pueden salir si no es con un hombre. A las mujeres no las dejan ir a la universidad y dicen que por ahora están cerradas”, agregó.

Desde que los talibanes salieron del mando en 2001, las mujeres afganas han ido ganando derechos como el trabajar y estudiar, pero, hoy ven su futuro oscuro e incluso algunas dicen no ver un futuro para ellas. Por ejemplo, los servicios de manicura o maquillaje que fueron creados para las mujeres que habían crecido obligadas a cubrir cada centímetro de su cuerpo hoy lucen destruidos.

Miriam también sostuvo que tiene miedo por sus familiares por sus vínculos con Estados Unidos. “Son capaces de hacerle daño o matarlo”, profundizó. Además, cuestionó la labor de los estadounidenses. “Durante 20 años, Estados Unidos estuvo en Afganistán. ¿Por qué no los pudieron vencer? No los vencieron teniendo todas las armas y facilidades. No podemos confiar en el Talibán. Son terroristas (…) Son un peligro para todo el mundo”, finalizó.

Lazy loaded component image
Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales