Madre deportada abrazó a sus hijas después de estar un año separadas: "Estaba desesperada"

Después de estar un año separada de sus hijas pudo lograr reencontrase con sus pequeñas. Ahora, se encuentran resolviendo su situación migratoria para no volver a separarse.

Según la AFP, más de 70 inmigrantes indocumentados cruzaron el Río Grande frente a Roma, Texas, a fines de marzo del 2021.

Según la AFP, más de 70 inmigrantes indocumentados cruzaron el Río Grande frente a Roma, Texas, a fines de marzo del 2021.

Fuente: Upscol - Crédito: Upsocl
Lazy loaded component
Redactor: 17 Abr 2021 | 13:53 h

Miles de inmigrantes escapan cada día de sus países de origen en busca de un futuro mejor, sin embargo, lo complicado es cuando toca separarse de sus seres queridos pues no saben si los volverán a ver.

Según la AFP, más de 70 inmigrantes indocumentados cruzaron el Río Grande frente a Roma, Texas, a fines de marzo del 2021. Muchos de ellos eran de Guatemala, Honduras y Rumania. Y, más de 20 de ellos eran niños y adolescentes solos con apenas siete años.

Este es el caso de una familia entera que cruzaba la frontera de México con Estados Unidos en una balsa a través de un río que divide ambas naciones poniendo en riesgo su vida.

El Popular

Sin embargo, no todo salió como esperaban. Sus hijas, de 3 y 5 años cada una, fueron llevadas hasta el centro de detención del país azteca en la ciudad de San Antonio, mientras la madre fue deportada inmediatamente a México, según informa Univisión.

Después de un poco más de un año de su deportación en febrero de 2020, Avilés pudo volver a ver a sus hija. Para esto, tuvo que recurrir a una trabajadora social, quien tomó su caso.

De acuerdo al medio citado, la madre no solo estaba escapando de su país sino de una experiencia de violencia de genero por parte de su pareja, por lo cual debía demostrar que era madre de las pequeñas y, que ya no guardaba relación con él.

Lazy loaded component image

Pero no fue fácil, las niñas tenían que ser llevadas a un alberge temporal en Nueva York debido a la situación irregular en la que se encontraban. Catalina Avilés tuvo que reunir todos los documentos necesarios para tenerlas de vuelta.

Asimismo, tuvo que hacer una suplica pública para evitar que se lleven a sus hijas a ese hogar temporal en el país estadounidense. Nunca perdió la fe de volver a ver a sus pequeñas hijas.

“Quiero que extiendan el corazón y me las entreguen. Yo ya no sé qué hacer. Esto me está volviendo loca, estoy desesperada”, había pedido Avilés, a un mes antes de su reencuentro.

Tras el arduo labor de su abogada pudo tenerlas de nuevo, su reencuentro fue en el aeropuerto de Austin este mes de abril. "Estoy bien feliz, muy contenta de poder abrazar a mis niñas de estar con ellas después de estos meses de angustia“, expresó.

Lazy loaded component imageLazy loaded component iframe
Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales