"Casi lo matan", taxista fue confundido con estafador y recibe brutal golpiza

La víctima teme por su vida tras sufrir el robo de su celular por parte de sus atacantes. PNP alerta de nueva modalidad de estafa.

Familia pide identificar a los agresores.

Familia pide identificar a los agresores.

Fuente: El Popular - Crédito: Composición

Una confusión casi le cuesta la vida a un taxista. Pedro Manrique Ortiz (31) fue agredido brutalmente por cuatro sujetos, quienes lo confundieron con un estafador. Este hecho de violencia ocurrió en el Jr. Moquegua, en el Cercado de Lima, el último viernes 3 de diciembre.

Según el agraviado, un sujeto solicitó su servicio de taxi, en la calle Izaguirre, en Los Olivos, para encargarse de una mercadería de ida y vuelta. Por ello, su ruta era llegar a la calle Moquegua, en Cercado de Lima, y esperar la entrega del pedido.

"Yo entré al sitio y me hacen subir a un ascensor, me llevan al último piso de un edificio donde estaban dos personas, que pensé que hacían cola para subirse. Yo llegué y me meten a un cuarto, sin razones y sin decirme nada me empiezan a golpear. Me insultaban diciéndome que me creo vivo, y yo les decía que era un taxista, que me mandaron a recoger mercadería”, relató Manrique Ortiz.

El taxista detalla que lo habrían golpeado con un bate de béisbol, pero también con puñetes y patadas. Según denuncia, al momento que lo hirieron en la cabeza y empezó a sangrar, se detuvieron, pero le quitaron su celular.

Luego de la brutal agresión, salió del edificio a pedir auxilio con las graves lesiones en su cuerpo. La víctima intentó retornar al lugar acompañado de la Policía Nacional para identificar a sus agresores, sin embargo, no le permitieron el acceso.

Teme por su vida

Hoy en día, él teme por su vida y la de su familia tras el robo de su celular por parte de sus atacantes. Con 12 puntos en la cabeza, moretones en ambos brazos y en la pierna izquierda no puede movilizarse por su cuenta. Esta situación lo afecta al ser el único sustento de su hogar.

"Si ellos han pensado que yo soy un estafador podían llevarme a una comisaría y no propinarme tal golpiza porque un poco más sentía que moría, y sin razones. Yo no entendía por qué la golpiza y no me escuchaban", contó.

La familia exige justicia y una reparación económica, ya que no cuentan con los recursos para los tratamientos de su pariente. Asimismo, hacen un llamado a las autoridades a pedir las cámaras de seguridad de los lugares donde estuvo la víctima y agilizar las investigaciones para identificar a los responsables de la brutal agresión.

La PNP alerta sobre esta nueva modalidad de estafa, donde sujetos inescrupulosos contratan a taxistas que no saben la procedencia de la mercancía que deben recoger. De esta manera, estos estafadores evitarían ser descubiertos.

Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales