Abimael Guzmán murió: así lo capturó el GEIN aplicando la Operación Victoria en 1992

Un día como hoy, hace 29 años el cabecilla de la organización terrorista Sendero Luminoso fue capturado por parte del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) en un operativo que cambió la historia del Perú. Guzmán Reynoso falleció ayer a los 89 años.

Abimael Guzmán fue capturado el 12 de septiembre de 1992, dentro de una vivienda ubicada en Surquillo.

Abimael Guzmán fue capturado el 12 de septiembre de 1992, dentro de una vivienda ubicada en Surquillo.

Crédito: Composición: El Popular

Para que la historia no se repita. El líder histórico de la cúpula terrorista Sendero Luminoso, Abimael Guzmán Reynoso, falleció este último sábado 11 de septiembre a los 86 años, a solo un día de cumplirse un aniversario más de su captura por parte del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN), de la Policía Nacional del Perú (PNP), en 1992.

Era el 12 de septiembre de aquel año y este grupo de agentes, con una máxima discreción, aplicaron la Operación Victoria: un plan que tenía como objetivo capturar a Guzmán Reynoso, que hasta ese entonces se mantenía en la clandestinidad.

En un arduo trabajo bien desarrollado, los efectivos del GEIN pudieron determinar que habían evidencias suficientes de que el líder terrorista se encontraba dentro de una casa ubicada en Surquillo, por lo que, a espaldas del gobierno de Alberto Fujimori, decidieron actuar bajo el mando del coronel Benedicto Jiménez y el general Marco Miyashiro.

4:00 p. m.: los agentes encargados de empezar la misión fueron dos varones, pero al ser algo muy sospechoso, enviaron a Ana Cecilia Garzón (Gaviota) y Julio Becerra (Ardilla), quienes llegaron hasta una tienda ubicada al lado de la casa de la calle Varsovia 459 (antes Calle 1), del barrio Los Sauces, donde presumían que se encontraba Abimael Guzmán (el cachetón).

En aquel domicilio vivían los senderistas Carlos Incháustegui y Maritza Garrido Lecca, quienes fingían ser una pareja normal y tenían dentro de la casa una academia de Ballet, el cual era enseñado por Garrido. En aquel momento recibieron la visita de dos personas, quienes eran desconocidos por los agentes, ya que habían permanecido semanas vigilando el predio.

Entonces, Garzón y Becerra, quienes eran pareja en la vida real, decidieron permanecer en la bodega hasta el esperar el momento preciso para actuar. Esa era la orden: esperar el momento. “Compramos una gaseosa de 50 céntimos y un chizito. Fueron las cuatro horas (de espera) más largas de nuestras vidas”, recordó Garzón.

Siguiendo con su impecable actuación policial, la pareja continuaba conversando y vigilando la casa sin importar el frío de la tarde ni de la noche. Solo utilizaban una radio en la cartera, con el que se comunicaban discretamente con los otros agentes que se encontraban cerca. Ya habían cercado la zona.

8:00 p. m.: al llegar a esa hora, los miembros del GEIN empezaron a notar movimiento en el interior de la vivienda. Pasó media hora más y vieron que la puerta del domicilio se abrió donde lograron ver salir a Maritza Garrido Lecca, a Carlos Incháustegui, y, junto a ellos, Celso Garrido Lecca, tío de la bailarina; y Patricia Awapara, quienes habían sido invitados.

En aquel instante Gaviota y Ardilla se miraron y dijeron: "Es el momento", y en una rápida acción ambos desenfundaron sus armas y tratan de inmovilizar a los senderistas para que no se muevan. Maritza Garrido Lecca grita que los están asaltando.

En ese momento, Incháustegui se lanza sobre Ardilla a fin de quitarle el arma, pero Gaviota reacciona rápidamente y dispara al aire desorientando a los intervenidos, además de ser una señal para que los otros agentes de la PNP puedan aproximarse para entrar.

8:45 p. m.: con Garrido Lecca e Incháustegui en el piso, Ardilla ingresa a la casa. En el primer descanso de la escalera logra ver a una mujer que luego se esconde, pero este la sigue e ingresa a una habitación, donde logra romper la puerta para luego darse cuenta que habían logrado el objetivo más importante e histórico del país: atrapar a Abimael Guzmán.

“Si te mueves, te mato”, le dice. El cabecilla de la agrupación más sanguinaria del Perú había caído. “Tenemos al cachetón, tenemos al cachetón”, decían los efectivos por la radio, mientras Guzmán se encontraba sorprendido en un escritorio.

Lazy loaded component image

9:00 p. m.: al lugar se apersonan Jiménez y Miyashiro, quienes comenzaron la revisión de la documentación encontrada, la cual permitió conocer aún más cómo se desempeñaba Sendero Luminoso en nuestro territorio y los detalles de cómo iban a alcanzar su objetivo principal: el poder del Estado.

Lazy loaded component image

Abimael Guzmán: película peruana recreó su captura

A través de una película, actores como Gustavo Bueno, Bruno Odar, Fernando Petong, Miguel Medina, entre otros; pudieron recrear uno de los momentos más importantes sobre la captura de Abimael Guzmán, el cual se llevó a cabo un día como hoy hace 29 años. Aquí las escenas:

Lazy loaded component iframe
Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales