¿Cómo aliviar la tos? 5 remedios caseros para acabar con el resfriado

Beber líquidos calientes es una de las alternativas más sencillas para acabar con los síntomas molestos de la tos húmeda.

El té con miel, el vapor de agua, y el tomillo son algunas de los remedios naturales que describimos en la nota.

El té con miel, el vapor de agua, y el tomillo son algunas de los remedios naturales que describimos en la nota.

Fuente: GLR - Crédito: Composición EP

La tos cumple un papel importante en la eliminación de los elementos infecciosos del cuerpo, pero puede resultar muy molesta. Existen muchas posibles causas, entre las que se incluyen las alergias, las infecciones y el reflujo ácido.

Si bien algunos remedios naturales pueden aliviar la tos, la Administración de Productos Alimentarios y Farmacéuticos de Estados Unidos (FDA) no supervisa las hierbas ni los suplementos.

Lo recomendable es que, si se presenta una tos grave o persistente durante algunas semanas, es esencial que consulte a un médico. Haciendo esta corta aclaración, te presentamos algunos remedios caseros para calmar la tos.

Té con miel

Según algunos estudios, la miel puede aliviar la tos. Para eso debes mezclar 2 cucharadas soperas con agua caliente y un té. También puedes echarle unas gotitas de limón. Beba esta mezcla una o dos veces al día.

Líquidos

Las investigaciones indican que tomar bebidas calientes pueden aliviar la tos, la secreción nasal y los estornudos. Incluso pueden aliviar el dolor de garganta, los escalofríos y el cansancio.

El alivio de los síntomas puede ser de inmediato, como también pueden irse de manera progresiva en los próximos días. Entre las bebidas calientes tenemos a los caldos claros, el té de hierbas, el té negro descafeinado, el agua caliente, o los zumos de frutas calientes.

Vapor de agua

La tos húmeda produce mucosa o flemas, y esta podría erradicarse con el vapor de agua, para eso toma un baño de agua caliente y deje que el baño se llene de vapor. Luego beba un vaso de agua después para refrescarse y evitar la deshidratación.

Otra forma de beneficiarse del vapor de agua es llenar un tazón con agua caliente, al que añadirás hierbas como el eucalipto o el romero, lo que le ayudará a mejorar la descongestión.

Inclínate sobre el tazón y cubra la cabeza con una toalla. Así el vapor se quedará atrapado. Inhale los vapores durante 5 minutos.

Gárgaras de agua con sal

Este es uno de los más simples y efectivos para tratar el dolor de garganta y la tos húmeda. El agua con sal reduce las flemas y la mucosa en la parte posterior de la garganta, haciendo que disminuya la tos.

En una taza de agua caliente, coloca una cucharadita de sal hasta que se disuelva. Deje que la solución se enfríe lentamente antes de usarlo para hacer gárgaras. Puedes hacer varias veces cada día hasta que mejore la tos.

Tomillo

El tomillo es conocido por sus usos culinarios, pero también por los medicinales. Es muy bueno para la tos, la irritación de garganta, la bronquitis y los problemas digestivos.

Para aliviar los síntomas molestos de la tos debes preparar una taza de té y añadir dos cucharadas soperas de tomillo seco en una taza de agua caliente. Luego debes de dejar reposar por 10 minutos antes de filtrar y beber.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales