California declara delito quitarse el condón sin el consentimiento de la pareja y lo considera agresión sexual

Es el primer estado de Estados Unidos que prohíbe el “stealthing”, práctica que puede exponer a la víctima a una enfermedad de transmisión sexual y embarazos no deseados.

De acuerdo a la oficina del gobernador al aprobar este proyecto de ley, se está dando valor a “la importancia del consentimiento”.

De acuerdo a la oficina del gobernador al aprobar este proyecto de ley, se está dando valor a “la importancia del consentimiento”.

Fuente: Health Magazine

California se convirtió en el primer estado de Estados Unidos en tomar medidas frente al “stealthing” (sigilosamente), término atribuido a la modalidad de algunos hombres de quitarse el preservativo durante las relaciones sexuales sin consentimiento verbal.

El gobernador del estado de la costa oeste estadounidense, Gavin Newsom, firmó el jueves un proyecto de ley que clasifica esta práctica como agresión sexual.

PUEDES VER: Misterioso deceso: una pareja y su pequeño hijo son hallados muertos durante sus vacaciones en México

Según se describe el documento, la persona quien comete stealthing “provoca el contacto entre un órgano sexual, del que se ha retirado un preservativo, y la parte íntima de otra persona que no ha dado su consentimiento verbal para que se retire el preservativo”.

De acuerdo a la oficina del gobernador al aprobar este proyecto de ley, se está dando valor a “la importancia del consentimiento”.

Cristina García, miembro de la asamblea de California que presentó el proyecto de ley el 2017, aseguró que quitarse el preservativo sin consentimiento “no sólo es inmoral, sino ilegal”.

Esta práctica puede exponer a la víctima a una enfermedad de transmisión sexual y embarazos no deseados, entre otras cosas.

En un primer momento, la iniciativa de García no fue aprobada porque algunos analistas del Legislativo estatal consideraron en su momento que este era un “delito menor”.

PUEDES VER: Hombre demanda a vidente porque no cumplió la promesa de quitarle la 'maldición' de su ex

El argumento definitivo para tumbar el proyecto fue que sería difícil probar que un preservativo se retiró a propósito y no de manera accidental.

Por esa razón, García cambió el enfoque del proyecto y este año y buscó convertir al stealthing en una violación de los estatutos civiles del estado.

“Esto realmente ayuda a las víctimas y les da una herramienta para responsabilizar a quienes las han violado”, dijo Chloe Neely, abogada de derechos de las víctimas en el Fierberg National Law Group, al diario The Washington Post.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales