Isabel Mrad Campos, víctima de feminicidio, será la próxima beata de la Iglesia Católica

El papa Francisco autorizó la beatificación de la brasileña Isabel Mrad Campos, quien fue ultrajada y asesinada. Conoce aquí toda la información.

El cuerpo de la próxima beata se encuentra en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Piedad en Barbacena, en Brasil.

El cuerpo de la próxima beata se encuentra en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Piedad en Barbacena, en Brasil.

Lazy loaded component
Redactor: Astrid Aramburu
28 Oct 2020 | 11:55 h

La brasileña, Isabel Cristina Mrad Campos, quien fue abusada y asesinada a los 20 años mientras se oponía a su agresor, será la próxima beata de la Iglesia Católica tras confirmarse la autorización del papa Francisco este martes, según informó la agencia EFE.

El decreto “martirio”, denominado así por la violenta muerte de la joven, fue presentando a primeras instancias a la Congregación para las Causas de los Santos, liderado por el italiano Marcello Semeraro, para luego ser aprobado por el sumo pontífice y otros venerables de la Santa Sede.

¿Quién fue Isabel Cristina Mrad Campos?

Isabel nació el 29 de julio del 1962 en la ciudad brasileña de Barbacena. Fue criada en el seno de una familia católica y desde su adolescencia perteneció a la Asociación de voluntariado de la "Conferencia de San Vicente”, donde se desempeñó ayudando a personas discapacidades y a los más pobres.

A la edad de 20 años, decidió partir de su hogar junto a su hermano a la ciudad de Juíz de Fora, para ingresar a la facultad de medicina. El 1 de septiembre de 1982, un joven que conoció días antes intentó abusar de ella cuando regresaba a su departamento, pero al ser rechazado le comenzó a golpear con una silla, torturó y le quitó la vida de quince puñaladas.

La muerte de Isabel Cristina Mrad Campos es considerada por varios fieles como un verdadero martirio, incluso muchos católicos la comparan con la santa María Goretti, quien también murió luchando contra su agresor.

¿Qué hay que hacer para ser beato?

“Para que un venerable sea beatificado es necesario que se haya producido un milagro debido a su intercesión, y para que sea canonizado, es decir, elevado a santo, se precisa un segundo milagro obrado "por intercesión" después de ser proclamado beato”., según precisa El Comercio.

Cabe resaltar que en el caso de que se reconozca ‘el martirio’ de Isabel Cristina Mrad Campos, no será necesario que se pruebe un milagro. El cuerpo de la próxima beata se encuentra en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Piedad en Barbacena, donde fieles de diversas zonas de Brasil colocan en su tumba oraciones y peticiones de gracia.

Lazy loaded component iframe
Lazy loaded component
Lazy loaded component Taboola