¿Cómo saber que llegué a la menopausia? los consejos que debes saber para sentirte bien y saludable

Antes de la menopausia empieza un proceso que se llama perimenopausia, en este se comienzan a manifestar los primeros síntomas.

La menopausia es un proceso natural por el que pasaremos todas las mujeres.

La menopausia es un proceso natural por el que pasaremos todas las mujeres.

Las mujeres pueden tener diferentes señales o síntomas en la menopausia. Eso se debe a que el estrógeno es utilizado por muchas partes del cuerpo. A medida que una mujer va teniendo menos estrógeno, podría tener varios síntomas.

Muchas mujeres sienten síntomas muy leves que son fácilmente tratados con cambios en el estilo de vida, como evitar la cafeína o llevar consigo un ventilador portátil para usar cuando empieza uno de los calores súbitos, también conocidos como sofocos. Algunas mujeres del todo no requieren tratamiento.

Síntomas

Te presentamos los cambios más comunes que puede notar en la mediana edad. Algunos pueden ser parte del envejecimiento en lugar de estar directamente relacionados con la menopausia.

Cambios en su período. Esto podría ser lo que usted note primero. Puede ser que sus períodos ya no sean regulares. Pueden ser más cortos o durar más. Puede sangrar más o menos de lo habitual. Todos estos son cambios normales, pero para asegurarse de que no hay algún problema, consulte a su médico si:

  • Los periodos ocurren muy seguidos uno del otro
  • Sangra mucho
  • Tiene manchas de sangre entre periodos
  • Los periodos duran más de una semana
  • Los periodos regresan después de no sangrar por más de un año

Calores súbitos o sofocos. Muchas mujeres tienen calores súbitos que pueden durar unos cuantos años después de la menopausia. Pueden estar relacionados con cambios en los niveles de estrógeno.

Un calor súbito es una repentina sensación de calor en la parte superior del cuerpo o en todo el cuerpo. El rostro y cuello se enrojecen. Pueden aparecer manchas rojas en el pecho, espalda y brazos, tal vez seguidas por fuertes sudores y escalofríos.

Los calores súbitos pueden ser muy leves o lo suficientemente fuertes como para despertarla (llamados sudores nocturnos). La mayoría de los calores súbitos duran entre 30 segundos y 10 minutos. Pueden ocurrir varias veces por hora, unas cuantas veces al día o apenas una o dos veces a la semana.

Salud vaginal y control de la vejiga. La vagina puede volverse más seca. Esto podría hacer que las relaciones sexuales resulten incómodas. O usted podría tener otros problemas de salud, como infecciones vaginales o de la vejiga.

Algunas mujeres también encuentran difícil aguantar la orina el tiempo suficiente para llegar al baño. Esta pérdida de control de la vejiga se llama incontinencia. Usted puede tener un impulso súbito de orinar o gotear orina cuando hace ejercicio, estornuda o se ríe.

Dormir. Alrededor de la mediana edad, algunas mujeres comienzan a tener problemas para dormir bien en la noche.
Tal vez usted no puede dormirse fácilmente o se despierta demasiado temprano. Los sudores nocturnos pueden despertarla. Es posible que le cueste dormirse de nuevo si se despierta durante la noche.

Sexo. Es posible que note que sus sentimientos acerca del sexo están cambiando. Tal vez está menos interesada. O tal vez se sienta más liberada y sexy después de la menopausia.

Después de cerca de un año entero sin el periodo, usted ya no podrá quedar embarazada. Pero recuerde, aún podría estar en riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea o incluso el VIH/SIDA.

Cambios de humor. Usted podría sufrir cambios bruscos de humor o sentirse irritable cerca de la etapa de la menopausia.

Es posible que el estrés, cambios en la familia tales como hijos que están creciendo o padres que están envejeciendo, un historial de depresión o sentirse cansada pueden estar causando estos cambios de humor.

Su cuerpo se siente diferente. Su cintura se puede ensanchar. Usted puede perder masa muscular y ganar grasa. La piel se le podría adelgazar. Podría tener problemas de memoria, y sus articulaciones y músculos podrían sentirse entumecidos y adoloridos.

Consejos

1.- Acude a tu ginecólogo.
Es el primer paso, para que te haga un revisión, te asesore y oriente. Te mandará realizar controles regulares de tensión arterial, colesterol y glucosa. Además, valorará si necesitas tratamiento y elegirá el más adecuado para ti. Incluso puede recomendarte tomar isoflavonas de soja y lúpulo que pueden ser un recurso para combatir los efectos emocionales y físicos de esta nueva fase.

2.- Practica ejercicio moderado.
Ya que te ayudará a sentirte mejor, a aliviar los sofocos y a controlar el peso. Simplemente con caminar entre media hora y una hora al día o realizar algún tipo de ejercicio aeróbico que te guste, obtendrás grandes beneficios cardiovasculares.

3.- Cuida tu suelo pélvico.
Ayuda a evitar la incontinencia urinaria y el prolapso genital, problemas relativamente comunes cuando no se ha cuidado la musculatura del suelo pélvico y que se acentúan en esta fase debido al cambio hormonal. Además, también hay que poner especial atención a la atrofia vaginal, muy habitual en la menopausia, que provoca molestias a la hora de mantener relaciones sexuales.

4.- Controla tu alimentación.
Una alimentación saludable es imprescindible si quieres mantener a raya los sofocos, la báscula y cuidar tu corazón.
Incrementa la cantidad de fruta, verdura, cereales (a ser posible integrales), pescado (rico en omega 3) y lácteos. Deja las comidas copiosas para ocasiones especiales.

5.- Modera la sal de tus comidas.
De este modo, evitarás la retención de líquidos y cuidarás tu corazón.

6.- Reduce al máximo el consumo de alcohol y café.
Especialmente si tienes problemas de insomnio. Tomar más de 2 ó 3 tazas de café o dos copas de vino al día no son aconsejables.

7.- Huye del tabaco.
Las mujeres que fuman tienen mayor riesgo de padecer osteoporosis o enfermedades del corazón y pulmón.

8.- Mima tu piel.
El cambio hormonal hace que se vuelva menos elástica, más seca y por tanto se arrugue más, así que protégela del sol y nútrela al máximo.

9.- No te automediques.
Cada mujer es diferente y, aunque nos recomienden tomar algo con toda la buena voluntad, a lo mejor no es lo que nos conviene. Siempre consulta con tu ginecólogo/a antes de tomar cualquier tipo de medicación.

10.- Quiérete mucho.
Es lo más importante. Es una etapa en la que tendrás más tiempo para ti, para vivir nuevas experiencias y desarrollar aficiones. La menopausia pasará, ten paciencia, y tu volverás a ser la misma así que intenta minimizar al máximo sus efectos y ser feliz.

Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales