Pastor derribó a hombre armado y evitó una tragedia en iglesia de EE.UU.: “Dios me dio fuerza”

Ezekiel Ndikumana se abalanzó sobre el sujeto, quien blandía un arma en el altar de la iglesia frente a los feligreses.

El agresor fue detenido y  afirmó ser Jesucristo.

El agresor fue detenido y afirmó ser Jesucristo.

Un parto de una iglesia en la ciudad de Nashville, Estados Unidos, derribó a un sujeto y evitó un tiroteo al interior del templo en pleno servicio religioso. El agresor blandía su arma en el altar frente a los horrorizados feligreses.

De acuerdo a información de la policía, todo ocurrió justo después de que el sacerdote Ezekiel Ndikumana terminaba de pronunciar sus oraciones. Cuando se dirigía a bajar del altar, el extraño hombre se levantó de su asiento y se dirigió hacia él.

Tras observarlo por algunos segundos, el alborotador sacó su arma y empezó a apuntar contra los feligreses que no podían contener el pánico al verse amenazados. Ante el temor de las personas en la iglesia, Ndikumana hizo lo impensado.

El padre se colocó rápidamente detrás del hombre y lo tomó de los brazos para luego lanzarlo contra el piso. Varios devotos corrieron en ayuda del sacerdote y lograron quitarle el arma con la que hace minutos los estaba amedrentando.

“Estoy muy feliz de haber llegado a él primero, antes de que pudiera disparar y herir a cualquiera de mis feligreses, que son mi familia (…) Dios me dio la fuerza”, dijo el pastor.

El alborotador fue identificado como Dezire Baganda y se le imputan 57 cargos por asalto agravado. Baganda aseguró ser Jesucristo y proclamó que “todas las iglesias y escuelas tienen que ser tiroteadas”.

Lazy loaded component iframe
Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales