Los perros nacen con sensibilidad genética y esto les permite entender a los humanos, dice estudio

La investigación señala que un gran porcentaje de la variación en el procesamiento de las señales sociales de los perros es genético y no depende de la crianza.

El vínculo especial entre los perros domésticos y los seres humanos es innegable.

El vínculo especial entre los perros domésticos y los seres humanos es innegable.

Fuente: My dog paws
Lazy loaded component

“Los perros tienen un vínculo especial con los humanos innegable”, reveló un estudio publicado en la revista científica Current Biology. Los hallazgos apuntan a que 14 mil años de domesticación le han dado al mejor amigo del hombre "habilidades mentales" que les permiten, en ciertos contextos, comprender lo que las personas piensan y sienten.

El estudio analizó el comportamiento de 375 cachorros de dos meses, de razas Golden Retriever y Labrador, la muestra más grande hasta la fecha.

Entre los experimentos, mostró cómo la mayoría de los perros encontraron comida oculta siguiendo una señal humana que indicaba su ubicación. Los cachorros también miraron las caras de los científicos cuando se les hablaba durante más de seis segundos.

Estas dos habilidades demostraron por primera vez que los cachorros tienen la capacidad genética de comprender e interactuar con los humanos a través del lenguaje corporal.

Los investigadores se asombraron por un nivel tan alto de respuesta a los estímulos humanos a una edad tan temprana.

Lazy loaded component image

Los cachorros responden al contacto visual humano desde una edad muy temprana y procesan con éxito la información proporcionada por los humanos incluso antes de dejar la camada.

El estudio muestra que los perros no se guiaron por el olfato para encontrar comida, ni aprendieron rápidamente sobre la marcha, sino que siguieron las órdenes con precisión desde el principio.

Según los científicos, estas habilidades sociales tienen un fuerte componente genético. "El 43 % de la variación que vemos en la capacidad de seguir los gestos y el comportamiento de la mirada se debe a factores genéticos", se indica en el estudio.

Estos porcentajes son similares a las estimaciones de la heredabilidad de la inteligencia en la especie humana.

"Todos estos hallazgos sugieren que los perros están biológicamente programados para comunicarse con nosotros", se lee. Sin embargo, aún existen muchas preguntas en torno a las capacidades cognitivas de los perros.

Lazy loaded component image

La hipótesis es que, al igual que los niños pequeños que dejan de ser sensibles a los sonidos de las vocales en otros idiomas en un momento determinado, los perros pueden dejar de ser sensibles a las señales comunicativas humanas si no viven en estrecho contacto con las personas durante las etapas clave del desarrollo.

A lo largo de la evolución, los perros domésticos han adquirido una disposición biológica para reconocer y responder a las señales humanas desde una edad temprana, y el vínculo especial entre ellos y los humanos es innegable.

Esta relación implica un comportamiento de apego y una comunicación muy similar a la de los padres y sus hijos humanos.

“Muchas de las tareas que realizan para nosotros ahora y en el pasado, como pastorear, cazar, detectar amenazas o actuar como perros de servicio o de compañía, se ven facilitadas por su capacidad para interpretar nuestras señales de manera efectiva”, se indica en el estudio.

Lazy loaded component image
Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales