Navidad sin papá o mamá

La celebración de la Navidad es de unión familiar, pero ¿qué pasa con el niño cuando uno de los padres no estará presente ese día?

Habla con tu hijo y explícale de manera sencilla por qué su papá o mamá no estará en Navidad, ellos entienden

Habla con tu hijo y explícale de manera sencilla por qué su papá o mamá no estará en Navidad, ellos entienden

La llegada de la Navidad es una festividad muy eserada por los niños pues, ademas de abrir los ansiados regalos, comparten una cena especial junto con los seres que más quieren en el mundo: sus padres. Fernando Lamas, sicólogo y docente de la Universidad Norbert Wiener, nos aconseja qué hacer cuando un padre o una madre estará ausente en vísperas de Navidad.

Ausencia por trabajo

  • Usa la tecnología: Una video llamada en Nochebuena puede ser una experiencia divertida. Te imaginas al niño cenando y abriendo los regalos junto con su papá o mamá, pese a que está lejos.
  • Envía una carta: Escribir una carta o elaborar una tarjeta y enviarla al niño a  través del correo avivará el espíritu navideño. El menor estará muy contento, pues sabrá que su papá o mamá está pensando en él.
  • Celebra por adelantado: Si trabajarás en Nochebuena, adelanta la cena y entrega de regalos. La fecha no es tan importante, la unión familiar sí.

LEE MÁS: Navidad: ¿Cómo decorar tu puerta para esta Navidad? [VIDEO]

Ausencia por separación

Competir por el afecto de los hijos en Navidad es una de las ideas más terribles. No lo intentes. Mejor negocia con el padre o madre de tus hijos y decidan con quién pasará la Nochebuena y con quién la Navidad (25 de diciembre).

Si el niño es grande, pregúntale a él. No trates de manipularlo a tu favor. Hay que ser justos. Mentalízate que no vale la pena pelearse, el diálogo siempre será el mejor camino de solución.

Ausencia por muerte

A veces, mantener costumbres que se realizaban con el padre o madre que falleció puede hacer más visible la ausencia. Hay que renovar ideas, lugares, espacios y modos de celebrar; desde luego dándole a nuestro ser fallecido un lugar importante.

No olvides escuchar a tu hijo y si te dice que lo extraña permítele hablar, sin cortarlo o ignorarlo. Pueden visitar juntos el cementerio el día 25 de diciembre, será un hermoso modo de vivir la Navidad. No te alarmes, el duelo infantil suele ser más notorio en Navidad, pero luego sigue su proceso de asimilación natural.

MIRA TAMBIÉN: Navidad: Conoce la historia del popular villancico “Los peces en el río” [VIDEO]

Finalmente, los que hacemos la Navidad inolvidable o triste para los niños somos los adultos. Evitemos discusiones o reproches, logremos un ambiente agradable que repercuta favorablemente en la estabilidad emocional de los pequeños.

Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales