COVID-19: ¿Cómo reconocer si tengo una secuela después de la recuperación?

Si bien los síntomas del coronavirus pueden pasar rápidamente, algunas personas sufren efectos a largo plazo.

La doctora Claudia Banda de Clínicas Auna explicó que algunos pacientes recuperados pueden presentar un síndrome conocido como “COVID prolongado”.

La doctora Claudia Banda de Clínicas Auna explicó que algunos pacientes recuperados pueden presentar un síndrome conocido como “COVID prolongado”.

Fuente: Times of India

Dar negativo después de recuperarse del coronavirus es solo la mitad de la batalla ganada. No obstante, los médicos advierten que los pacientes recuperados del COVID-19 corren el riesgo de contraer ciertas infecciones y dolencias crónicas, que a veces pueden durar unas pocas semanas o incluso meses.

La mayoría de personas que tuvo COVID-19 se recuperan completamente. Sin embargo, en algunos casos pueden tener síntomas persistentes”, declaró la doctora Claudia Banda, especialista en Enfermedades Infecciosas y Tropicales de Clínicas Auna, al diario El Popular.

PUEDES VER: ¿Qué exámenes necesito hacerme tras recuperarme del COVID-19?

Tal es el caso de aquellos pacientes que han tenido manifestaciones graves de COVID-19 y tuvieron daño de algunos órganos durante la enfermedad grave, “pudiendo tener secuelas como, por ejemplo, pulmonares, cardiacas, renales, entre otras”.

La especialista manifestó que algunas personas que han tenido coronavirus no necesariamente grave pueden presentar un síndrome conocido como “post COVID” o “COVID prolongado” que puede durar varias semanas o meses.

¿Qué es el COVID prolongado?

El organismo de control de la salud, el Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y la Atención (NICE) del Reino Unido, define el COVID prolongado a los síntomas que se desarrollan durante o después de un COVID-19 agudo, y que continúan durante más de 12 semanas.

“Entre los síntomas que se han reportado tenemos: dificultad para respirar o falta de aire, cansancio o fatiga, síntomas que empeoran luego de actividades físicas o mentales, dificultad para pensar o concentrarse (a veces denominada ‘neblina mental’), tos, dolor en el pecho o en el estómago, dolor de cabeza, palpitaciones, dolor muscular o en las articulaciones, alteraciones en el gusto o en el olfato, entre otros”, explicó Banda.

Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales