Día Mundial del Alzheimer: ¿Cuáles son los primeros signos y síntomas de alarma?

El Alzheimer es una de las enfermedades más dolorosas y pese a que no tiene cura existen ciertos factores y patologías que pueden mitigar o retrasar su aparición.

Los primeros síntomas del Alzheimer pasan inadvertidos por la mayoría de la población. Por ello, el diagnóstico suele ser en etapas avanzadas.

Los primeros síntomas del Alzheimer pasan inadvertidos por la mayoría de la población. Por ello, el diagnóstico suele ser en etapas avanzadas.

Fuente: Foto: Difusión/Referencial

¿Sabías que hoy es el Día Mundial del Alzheimer? Sí, desde 1994, cada 21 de septiembre esta fecha fue elegida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para generar conciencia y conocer mas sobre esta enfermedad que afecta entre el 6% y 10% de los adultos mayores de 65 años y al 70% de los 50 millones de personas con demencia.

La OMS ha previsto que en el año 2050 se habrán triplicado el número de personas que padecen Alzheimer en todo el mundo. El Alzheimer es una de las enfermedades más dolorosas tanto para los pacientes como para sus familias, pues implica un deterioro terrible de la memoria y un constante estado de confusión. Asimismo, esta no se puede prevenir.

Sin embargo, hay patologías relacionadas o parecidas a este tipo de demencia en las que es posible mitigar o incluso retrasar su aparición. Tales como una alimentación saludable (que evite la aparición del sobrepeso), el ejercicio físico constante, la higiene del sueño, los juegos de mesa que pongan en práctica la memoria o el razonamiento lógico matemático, entre otros.

Cabe mencionar que, la incidencia de esta enfermedad se duplica cada 5 años después de los 65 años de edad. La prevalencia varía de acuerdo al grupo etario: desde un 1,2% en personas entre 65 a 69 años, hasta un 54,8% en personas mayores de 95 años. Luego de que el paciente es diagnosticado, el deterioro cognitivo y de la memoria llevan a un desenlace fatal en un periodo de 3 a 9 años.

El Popular

Actualmente, no existe una cura, aunque sí maneras de desacelerar su progreso. Se trabaja desde distintos frentes para combatir la enfermedad. Por ejemplo, desde la bioingeniería, se utilizan biomateriales y nanotecnología para crear un filtro molecular biológico -llamado “barrera hematoencefálica”- que busca evitar la formación de los agregados de proteínas responsables de la aparición del Alzheimer.

Los primeros signos y síntomas de demencia de Alzheimer

Para Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación en Estados Unidos, algunos de los primeros signos y síntomas de demencia de Alzheimer son:

  • Deterioro de la memoria, como por ejemplo, dificultad para recordar eventos como los cumpleaños.
  • Dificultad para concentrarse, planificar o resolver problemas.
  • Problemas para completar tareas diarias en el hogar o en el trabajo.
  • Confusión con respecto a los lugares o el paso del tiempo.
  • Dificultades visuales o de espacio, como por ejemplo, no comprender distancias al conducir, perderse o poner cosas en lugares equivocados.
  • Problemas de lenguaje, como por ejemplo, problemas para encontrar palabras o vocabulario reducido al hablar o escribir.
  • Mal juicio al tomar decisiones, sobre todo, aquellas que son "fáciles".
  • Retraerse de eventos laborales o compromisos sociales
  • Cambios de humor, como depresión u otros cambios en el comportamiento y la personalidad.

Cada vez más cerca de un tratamiento efectivo

Una luz de esperanza. Investigadores del Massachusetts General Hospital (Mass General), en alianza con Sangamo Therapeutics Inc., han aplicado con éxito una estrategia de ingeniería genética para reducir los niveles de TAU, la proteína que se acumula y se enreda en el cerebro durante el desarrollo del Alzheimer.

Como se describe en el medio de divulgación científica Science Advances, los investigadores aplicaron una tecnología de regulación genética denominada “factores de transcripción de proteínas de dedos de zinc (ZFP-TF)”, que son proteínas de unión al ADN que sirven para dirigir y afectar la expresión de genes específicos.

En este caso, la terapia se diseñó para dirigir y silenciar la expresión del gen de la proteína TAU. Los ratones con la enfermedad de Alzheimer recibieron una única inyección del tratamiento, directamente en la región del hipocampo del cerebro o por vía intravenosa en un vaso sanguíneo.

Lazy loaded component image

Dicho tratamiento redujo los niveles de proteína TAU en el cerebro entre un 50% y un 80% hasta los 11 meses, el periodo de estudio más largo. Y lo que es más importante, la terapia revirtió algunos de los daños relacionados con el Alzheimer, que estaban presentes en las células cerebrales de los animales.

"La tecnología funcionó tal y como esperábamos, reduciendo sustancialmente la TAU durante todo el tiempo de observación, sin causar efectos secundarios, incluso a lo largo de muchos meses, y mejorando los cambios patológicos en los cerebros de los animales", señala el autor principal, el doctor Bradley Hyman, que dirige la unidad de investigación del Alzheimer en el Instituto de Enfermedades Neurodegenerativas de Mass General. "Esto sugiere un plan a seguir para intentar ayudar a los pacientes", agrega.

La sencillez de la terapia la convierte en un enfoque especialmente atractivo. "Este fue el resultado de un único tratamiento de terapia de regulación génica, que se administró mediante una inyección en el torrente sanguíneo", explica el Dr. Hyman. "Aunque esta terapia aún está lejos de los pacientes, pues habría que hacer más pruebas de desarrollo y seguridad, es un primer paso prometedor y emocionante", afirma.

Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales