¿Cuántas veces debo pasar por una prueba para descartar el COVID-19?

Te contamos las diferencias de cada prueba y cuando debes hacerlas.

El COVID-19 tarde en mostrar síntomas, por eso recomendamos repetir tu prueba si no estás seguro unas semanas después.

El COVID-19 tarde en mostrar síntomas, por eso recomendamos repetir tu prueba si no estás seguro unas semanas después.

Fuente: Difusión

Las pruebas de COVID-19 no siempre detectan con facilidad la presencia del virus. Por ello, es recomendable repetir la prueba si presentamos síntomas un poco más avanzados. A continuación, te contamos cuántas veces debes realizarlo y cuál es la efectividad de las pruebas PCR y test rápidos.

¿En qué se diferencian las pruebas PCR y test rápidos?

Las pruebas PCR son las más efectivas para controlar la población de contagiados. Estas detectan un fragmento del material genético de un patógeno o microorganismo; esto permite tener un diagnóstico en etapas tempranas de la enfermedad. Si la PCR detecta el ARN del virus, el resultado es positivo. En cambio, si no se detecta el material genético del virus, la persona no estaría infectada.

Sin embargo, también se ha optado por las pruebas rápidas ya que son una alternativa barata e inmediata. Los tests rápidos son de dos tipos: el de sangre permite detectar anticuerpos creados frente al virus y las muestras respiratorias de exudado nasofaríngeo, pueden detectar proteínas del virus.

¿Cuántas veces debo realizarla?

Los especialistas recomiendan volver a realizar la prueba PCR entre una a dos semanas después si hay una sospecha médica a pesar de haber obtenido un resultado negativo. De igual forma si te realizas un test rápido pero tienes síntomas como tos seca, problemas para respirar, diarreas o vómitos, recomendamos otro examen.

Asimismo, las personas que ya han sido contagiadas por el coronavirus deben volver a hacerse la prueba PCR entre cuatro o más semanas después de que los síntomas aparezcan por primera vez para minimizar el riesgo de infección. Esto se debe a que el SARS-CoV-2 tarda un promedio de 30 días en eliminarse del cuerpo después del primer resultado positivo de la prueba y un promedio de 36 días después de que aparecen los primeros síntomas.

¿Para qué sirve cada prueba?

Las pruebas más comunes que se realizan en nuestro país para descartar la COVID-19 son: molecular o prueba PCR, prueba de antígenos y pruebas anticuerpo como ELISA y test rápidos. Te contamos que detecta cada una:

  • Molecular o prueba PCR: muestra la infección activa a través del genoma del virus. Se recomienda para pacientes con síntomas o personas que hayan estado en contacto con ellos durante los primeros 15 días de contagio.
  • Antígenos: detecta la infección activa a través de las proteínas del virus. Pacientes con síntomas o personas en contacto directo con ellos durante los 5 primeros días de contagio.
  • ELISA y test rápidos: detecta una infección pasada o en sus fases finales. Se recomienda a partir del día 15 del inicio de los síntomas para descartar sospechas de síndrome post infeccioso.
Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales